Sexo Ajeno

Un par de casados y ajenos teniendo solo sexo.

La conocí en el chat , la conversación fue bastante corta pero ya desde leer su apodo “Casada Curiosa” y ya aunque seamos ajenos  quedo  bien claro que ambos queremos sexo y al día siguiente concretamos la cita.

Reconocí su auto y , tal como quedamos me siguió asta el albergue, sin hablar entramos a la habitación y sin mas empezamos a hacer lo acordado – probar todo lo que su marido no le deja “Porque eso es de putas”

Al encontrarnos primero dejo sus tetas colgando frente a mi, tetas que amantaron bastante y que a sus cuarenta y largos todavía lucen bien , su respiración agitada denunciaba la fuerte experiencia que esto es para ella, se puso de rodillas frente a mi , abrió mi bragueta , saco mi miembro y comenzó a lamer ,  con su lengua paso por cada parte de mi miembro creciente , como estudiando su sabor , lamió mis testículos y al brotar se llevo con la lengua mi primer gota de miel.
Se paro, me miro y me dijo con voz de deseo, hacerme todo.
Abrí su pantalón y la acompañe al  sentarse en la cama, levante sus piernas y desplace sus pantalones y tanga de un solo tirón, dejando sus blancas nalgas desnudas frente a mi.
Sin más terminé de desnudas sus piernas, las separe y me sumergí entre sus muslos a lamer, por primera vez en su vida, esa vagina que tanto deseaba ser pavordeada.

con su lengua paso por cada parte de mi miembro creciente , como estudiando su sabor

Antes que mis labios toquen su empapada vagina un grito que exclamaba pasión salio de su boca y al besar sus empapados labios comenzó su pelvis a bascular al ritmo de su jadeo , su clítoris se escurría entre mis labios y ya pronto sentí como una gran cantidad de  flujo  se derramaba de entre los suyos , introduje mis dedos y sentí los espasmos de un hermoso orgasmo , me detuve y desde entre sus mulos la mire a la cara , al sentir que me detuve me miro y exclamo ” Por favor no pares , seguí con todo y no dudes ni peguntes”…
Ese dicho fue para mi como el detonador , le subí las piernas acomode la cabeza de mi verga entre sus labios y empece a penetrarla , sus tetas se meneaban a ritmo que is caderas chocaban con las suyas  ella no hablaba, solo jadeaba y miraba con sus hermoso ojos grises y en cada penetración vi como sus pupilas se dilataban. Sentí sus jugos lavándome los testículos y a mis testículos que se refregaban entre sus nalgas separadas y entonces decidí pasar a la próxima etapa “Lista para lo próximo ?” pregunte a lo que contesto , “Lista para todo.”  y al terminar de escuchar esto saque la verga, la afirme sobre su empapado ano y empuje, Su cara se enrojeció, sus ojos se abrieron de par en par  y su jadeo cambio a una profunda  respiración , seguí observando  mientras  saque la verga y esta vez al volver a ingresar un jadeo desde lo mas profundo de sus viseras me alentó a seguir  a ritmo paulatino conquistando así su sexo anal.Los alaridos aumentaban y al masajear otra vez su clítoris entro en un orgasmo mas , el cual inspiro mis grandes chorros a derramarse en sus recién desvirgado culo.

Su clítoris se escurría entre mis labios y ya pronto sentí como una gran cantidad de  flujo  se derramaba de entre los suyos

Caí desplomado a su lado en la cama y durante largos minutos intentamos devolver a nuestros pulmones un ritmo normal de respiración.
chat mos algunas cosas mas nos vestimos y nos fuimos cada uno a su vida. y recién varios días después en el  chat me hablo con su nuevo apodo “Casada Quiere Mas” Ya quedamos para otra sesión en cuanto termine esta cuarentena… 

Si te gusto este relato sexy deja tu comentario en la casilla de comentarios o en FacebookInstagram y Twitter.

 

Cuéntanos que te pareció
1 0

Dejar un Comentario

Tu direccion de correo no se publicara. Campo obligatorio *

Puedes usar HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Reportar problema en este relato.
- No, Gracias



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar