Inicio » Relato » Disfrutando de la novia de mi Papá
la novia de mi papá

 Esa noche estaba muy caliente, el hombre con el que había salido me había dejado con las ganas, quería tener sexo con el pero lo acababa de conocer y bueno no era lo correcto por lo menos para el y tuve que encerrarme en mi habitación para saciar mis ganas, mi papá y la novia de mi papá se habían ido a cenar afuera ya que yo tampoco llegaría a casa temprano pero no imagine que volvería tan pronto así que tenía la casa para mí sola.

era una sensación gloriosa, cuando estaba por llegar al orgasmo mis gemidos eran cada vez más altos

Entré al baño para meterme a la bañera, el agua estaba tan bien de temperatura que emití un gemido al sentir el agua caliente contra mi piel, mis pezones se erizaron y decidí llevar mi mano a mi vagina mojada, metí mis dedos dentro mientras con mi palma acariciaba mi clítoris, era una sensación gloriosa, cuando estaba por llegar al orgasmo mis gemidos eran cada vez más altos, pero un ruido proveniente de afuera me hizo saltar, salí de la bañera con rapidez y me envolví en la toalla para ver qué sucedía. Abrí la puerta con lentitud y me asomé, era la novia de mi papá y él, veo que se meten a su cuarto y no me quedo de otra que ir a la cama también.

A el día siguiente me levanto y voy a la cocina y estaba la novia de mi padre, le pregunte por el y me dijo que habia salido a el super a comprar Alguna cosas y pasar el día los 3 juntos, supuse que tardaría mucho ya que vivimos un poco alejados de la ciudad Resumido en campo le dije que tenia un compromiso pero que prefería quedarme con ellos La novia de mi papá no la conocía muy bien ya que tiene muy poco tiempo con mi padre.

Aproveché ese momento de confusión para bajar sus pantalones, no llevaba ropa interior y su vagina húmeda, sin bellos y rosada saltó a la vista.

En realidad el busca solo diversión no quiere compromisos y ella lo debe saber, cuando estaba a su lado, pasaron las horas charlando de todo un poco y nós tomamos unas cuantas cervezas mientras esperábamos a mi padre, pasada las horas ya estábamos un poco calientes y las miradas con la conversaciones se fueron desviando a otro lado, de momento me provoco darle un beso y ella me correspondió pero de repente me empuja y me dice que no esta bien, le dije que lo que pasará allí nadie lo iba a saber,  que ella quería también, en ese momento no pensé en mi padre ya que ella seria una de las tantas con que el la pasa bien, solo pense en esas ganas que tenía acumuladas del día anterior. Aproveché ese momento de confusión para bajar sus pantalones, no llevaba ropa interior y su vagina húmeda, sin bellos y rosada saltó a la vista. Ella intentó detenerme pidiendo que no lo haga cuando mi boca comenzó a chupar con ferocidad su vagina y un gemido interrumpió su negación. Mi pijama cayó y quedé completamente desnuda, ella se sacó la camisa y quedó con las tetas al aire, me estiré y toqué sus pezones duros, a lo que ella respondió moviendo sus caderas con rapidez, mi lengua rozó su clítoris con rapidez y en segundos se retorció con un grito de placer.

Me beso en la boca y nuestras lenguas se encontraron en un beso apasionado.

Como si fuera un ataque de furia se paró, me empujo en el sillón y me puso en cuatro, metiendo sus dedos dentro de mí, acariciando mi culo y luego sentí su boca chupándome todo, se acostó debajo de mí y cabalgué su lengua hasta que me vine en un jugoso orgasmo, me arrastre hacia su pecho y comencé a masturbarme con su teta, algo que la volvió loca y se masturbo viendo mis movimientos. Volví a tener mi segundo orgasmo pero todavía quería más, todavía mi vagina estaba caliente y cosquilleando y La que podía ser mi madrastra me miraba con lujuria y excitación mientras chupaba mis pezones. Me beso en la boca y nuestras lenguas se encontraron en un beso apasionado. Rozamos nuestros cuerpos y nos tocamos hasta el más escondido rincón. Se acostó y yo me acosté sobre ella, cruzamos nuestras piernas y comenzamos a rozar nuestras vaginas sin parar. Nuestros gemidos eran cada vez más fuertes y ambas nos vinimos a la vez en un orgasmo que nunca terminaba. Me excitaba a más no poder sus tetas moviéndose al ritmo de los movimientos y tenía ganas de seguir viendo esa escena así que volví a moverme, ahora agarrando sus pechos y apretándolos. ¿Cómo era posible que todavía siguiera tan caliente? Estábamos sudadas, mojadas y cansadas pero no podíamos parar. En el momento en que vi sus ojos darse vuelta paré, dejándola con las ganas de acabar. Me di vuelta y apoyé mi vagina en su boca y al instante comenzó a comerla. Hice lo mismo con la suya en un apasionado 69, ella acabó a los dos minutos y aproveché para masturbarla, haciendo que vuelva a terminar a la misma vez que yo.

Nos volvimos a besar y nos quedamos un buen rato en el sillón desnudas

Me acosté a su lado y nos besamos, nunca tuve tantos orgasmos y menos con una mujer Ella me dice quiero que se repita yo le respondí lo mismo digo. Me dice que Quiere más de mi le dije Pero que papá no se entere.
Nos volvimos a besar y nos quedamos un buen rato en el sillón desnudas. En ese momento pensé que con lo rico Que follamos no era la primera vez que tenía sexo con una mujer. Sabia hacer todo a la perfección quizás sea bi sexual luego de eso le dije vamos a darnos una ducha que papá debe estar por llegar y aquí no ah pasado nada. A el rato no me fije que mi papá había llegado . Cuando salgo para saludarlo escucho de la habitación de mi papá follando con su novia duramente un buen tiempo escuchaba los gemido y no pude evitar excitarme. Quise olvidar lo que escuche y decidí irme a dar una vuelta mientras ellos terminaran de su buen sexo

Cuéntanos que te pareció
33 0

Dejar un Comentario

Tu direccion de correo no se publicara.

Puedes usar HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Reportar problema en este relato.
- No, Gracias



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar