volver recargada

Era la época de vacaciones y por fin después de muchos días de trabajos pense en el amor  iba a tener un descanso, había decidido irme sola a una finca o casa de campo en donde podría estar rodeada de naturaleza y con algo de sol podría darme un buen bronceado para volver recargada de nuevo a mi trabajos.
Fui a casa y me dispuse hacer la maleta alistando un poco de ropa ligera en una maleta pequeña, emprendí el viaje y tome un bus en donde me puse cómoda tomándome una cerveza deliciosa y fría ya que a la medida que iba avanzando incrementaba el calor, al llegar al puesto me senté en un sitio muy agradable en donde había muchos hombres bastante atractivos a la vista con su ropa de verano se veían mas que atractivos y eso me agradaba comenzaba a sentirme relajada.
Luego de tomarme otra cerveza me dispuse a caminar hacia mi lugar de descanso era un conjunto que estaba compuesto por muchas cabañas muy acogedoras y al entrar a la mía pude observar una hermosa sala tipo colonial una pequeña cocina y una habitación que tenia una tina deliciosa con una hermosa vista a una quebrada o rió que se veía precioso en ese momento pensaba lo rico que seria tener sexo en ese lugar mmmm hace tanto que no tenia acción que tenia demasiado deseo.

que sexy se había puesto con una camisa negra y un jean apretado lo hacia ver muy provocativo

Cuando me instale fui al restaurante que tenia el conjunto al sentarme a comer lo vi era un hombre que estaba solo, tomándose un café un poco pensativo y triste con una camiseta blanca que lo hacia lucir angelical, con su cabello castaño claro y ojos verdes había llamado mi atención por completo, al terminar me levante y sin darme cuenta el me siguió.
Mientras yo paseaba por los campos aprovechando para broncear mi piel blanca escuche su voz llamándome y con una forma dulce me dijo hola te puedo acompañar si no te molesta, claro que si le dije un gusto se presento soy Aníbal y me dio su mano dándome un fuerte apretón, cada uno contó un poco su historia el venia de un noviazgo largo su pareja lo había engañado y estaba muy mal por eso había decidido estar solo ese fin de semana y yo solo le conté que llevaba mucho sola y necesitaba descansar de tanto trabajar.
No podía creer que ese hombre tan guapo quisiera pasear conmigo al escucharlo contarme como le había ido en el amor Y lo lastimado que estaba recargada cuanto tiempo llevaba sola dedicada a trabajar y las ganas que tenia de hacer el amor ahora en vacaciones no podía quitarme de la mente la fantasía de hacerlo en la orilla de ese rió o en ese patio trasero que tenia la cabaña… Mi acompañante resulto ser el vecino de la cabaña de al lado y me dijo que si me podía invitar una cerveza le dije que si pero en mi cabaña porque me sentía mas segura y prefería estar allí.
Mientras el estaba comprando las cosas yo me coloque un vestido de flores que me quedaba muy bien y era pequeño lo suficiente para verme sexy mi mente solo podía pensar en que quería estar con el y me esforzaba por verme irresistible me solté el cabello y me deje con un maquillaje suave, cuando timbro yo estaba bastante nerviosa pero respire profundo y abrí lo mas natural posible.
Cuando lo vi pude notar que también se había cambiado la ropa mmmm y que sexy se había puesto con una camisa negra y un jean apretado lo hacia ver muy provocativo, lo hice seguir a la sala para que se colocara cómodo y así fue lo hice sentarse y me senté al frente de el para que pudiera observarme mejor, me subí un poco la falda y recibí la cerveza bajando lo suficiente mi escote para que viera mis senos libres ya que ese vestido no me dejaba usar brasier, el estaba casi con la boca abierta, mirándome fijamente…..Continua con la siguiente parte de amor de vacacionesaquí.

Cuéntanos que te pareció
00

Deja tu comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar