Inicio » Relato » Presentación
En el bar

Quisiera darme a conocer mas que nada porque siento que lo necesito. Tengo tanto placer por cada uno de sus escritos que me rendí a la oportunidad y escribir mi propia historia… dejar claro mi forma física es poco cuidada pero delgado y algo atlético, con ojos azules claros y de pelo pelirrojo. El resto ya iré explicando a lo largo de la historia.

Todo empezó con mi madre adquiriendo un bar. Entre que hacia los tramites y de más abrió para principios de verano y yo aunque un poco desganado acepte su oferta de ayudarla en lo que necesitara. Desganado mas que nada por el hecho de madrugar… en verano… también era un crío de 18 años, o al menos eso dejaba entender.

Madrugué el primer día con mi madre para ir con ella al trabajo y mientras desayunábamos me comentó que había contratado a una chica a ultima hora y que que suerte tubo, y de más comentarios a lo que yo tampoco le hice mucho caso. Salimos de casa para dirigirnos al bar y al llegar encuentro a un hombre ya adulto, un poco lastimado por los años o mejor dicho, poco agraciado (no es relevante) pero a su lado estaba la mujer que tanto hablaba mi madre y la verdad tartamudee al ir a saludarla. Ella sonrió y con amabilidad me saludo. Tenia unos leggins que le llegaban hasta la cadera y una camiseta de tirantes que alzaban su escote. Una mirada que te bloqueaba con un flequillo que te dejaba perdido y si a eso le sumas su encanto y dulzura al hablar… Me tenia perdidito por ella y recién la conocí. Yo claro no decía ni palabra y estaba la gran parte del tiempo atendiendo clientes, hablando con el camarero del culo que tenia y si venia ella, callarme y escuchar su voz . Ese día estuvimos desde la mañana hasta cierre y todo el rato la andaba mirando cuando parecía despistada o estaba hablando con otro hombre. No sabia que decirla ni como empezar nada… me quedaba mudo si lo intentaba. Esa noche antes de cerrar comento ella, en plan de broma, si nos fuéramos de fiesta, que era muy pronto para irse a la cama en verano… acto seguido el compañero acepto y yo ya no me veía comprometido a aceptar esa invitación que aun con ese tono de broma, le tenia muchas ganas. Nos fuimos cada uno para nuestra casa sin mas… De vuelta con mi madre pregunte si tenia su número. Me preguntó lo típico de porqué o para qué y yo respondí que era por agregarla nada mas, quería hablar con ella. Mi madre me conoce en cierto modo y sabia cuales eran mis intenciones, aunque no las llevara realmente. Acepto y me miro con una sonrisa. Esa misma noche decidí mandar un mensaje diciendo quien era. Ella simplemente me contesto amablemente y hablamos poco.

No sabia que decirla ni como empezar nada… me quedaba mudo si lo intentaba. Esa noche antes de cerrar comento ella, en plan de broma, si nos fuéramos de fiesta, que era muy pronto para irse a la cama en verano…

Al día siguiente lo mismo, desayune con mi madre y fuimos al bar. Ella ya estaba ahí y aun vistiendo igual yo la notaba perfecta en sus medidas. Seguía callado cada vez que ella venia y si acaso soltaba algún comentario, en cambio cuando no estaba la miraba cada dos por tres, hablaba con el compañero de sus piernas voluminosas, me comentaba de que las agarraría y no paraba el muy cerdo, igualmente reía y decía lo mismo, ¿para qué mentir?.

Era por la tarde noche y al ser ella la cocinera siempre terminábamos comiendo en el bar, preparado por ella. Les aseguro que su mano, mano de santo. Cocinaba unas delicias. Y servidas con un gesto amable y una sonrisa mirándome a los ojos yo se lo agradecía casi de inmediato. Esa noche surgió el mismo comentario y esta vez por parte del compañero a lo que ella acepto y sugirió una discoteca que había abierto hace poco. Todos aceptamos y me despedí de mi madre ya que ella no quiso ir diciendo que eramos mas jóvenes que ella y que no aguantaría… Me agrado el gesto y nos fuimos a la discoteca. Pedimos la primera ronda y yo como siempre parado a un lado viendo como uno hace el mongolo y ella movía su cadera. Ella no bailaba con el y me insistió repetidas veces en que saliese a bailar. Yo comente que no sabia, cosa que es verdad, y me agarro de la mano tirando de mi colocándome enfrente suya y con el tumulto de gente acabamos pegados y estaba moviéndose, me empalme a los pocos segundos de que se diese la vuelta y tuviera tremendo culo en mi paquete. Estremecía y solo me movía para que se notase lo menos posible el bulto, cosa imposible ya que ella lo supo y me miro con una sonrisa pícara y al verle los ojos vi lo que le gustaba sentirlo, yo apenas la tenia dura, pero esa mirada me hizo bombear tanta sangre que se endureció en un parpadeo. Tenia visión del escote y sin pensarlo me decidí lanzarme a su cuello en medio de la pista, restregandola el paquete y mirando su escotazo… Esa noche nos despedimos ya que nos llevo el compañero a nuestras respectivas casas, me despedí con dos besos de ella y sin mas me fui a la cama.

…me dispuse a seducirla, no tenia mucha idea de lo que tenia que hacer pero solo me acerque a ella, la abracé y le mordía la clavícula acercándome a su cuello, notaba como se le erizaba la piel y los suspiros aumentaban.

Al día siguiente lo mismo, desayuné y fuimos al bar. Mi madre me pregunto un poco lo que hicimos y de más. Nada malo dije yo. Ella estaba ahí con un cafe/colacao que me estaba preparando ya que le comente que solo tomaba café por las mañanas y en casa no tengo cafetera. Se lo agradecí y ella me seguía mirando con esa sonrisa que tanto me dejaba con una cara de tonto. Llego una camioneta y dejo los pedidos que realizo mi madre para el bar y teniendo a mi madre fuera, al compañero que no había llegado y que aun era muy temprano para que llegaran clientes… al terminar de dejarlo todo en el almacén me dispuse a seducirla, no tenia mucha idea de lo que tenia que hacer pero solo me acerque a ella, la abracé y le mordía la clavícula acercándome a su cuello, notaba como se le erizaba la piel y los suspiros aumentaban.

Ella: uhh… no.. uh.. no es momento, ni… uhh… …ni lugar… uhhh…
Yo: Pero si son las ganas de follar.

Yo ya acariciando esas enormes nalgas y ese pecho voluminoso, le saqué el brasier y vi sus pezones duros transparentándose en su camiseta. me baje y pedí que se diera media vuelta y con gusto empecé a bajar sus leggins y ver cada centímetro de esas suculentas nalgas que tenia separadas por un hilíto que hacia de tanga… Me quedé sin palabras y empecé a babosearlo, a comermelo entero, de arriba a abajo y sin perder ni un segundo me dispuse a coger mi herramienta para hacer mas efectivo el trabajo. Empecé acariciandolo por el clítoris y dejando que mis babas diesen a mas babas suyas. Estaba la chica húmeda y como una perra en cero se apoya en el congelador pidiéndome que se lo introduzca, que deje de jugar a calentar la cosa. Yo ahí la miraba su espalda con su curva y como, por presión, se veían las tetas por los lados y haciendo ella un giro mirándome impaciente decidí introducir la puntita… solo la puntita para que gozase de lo mas pequeño… ella aun no me la ha visto y yo ya estoy muy excitado como para que me la chupase a esas alturas. Empezaba a introducirme cada vez mas y notaba contraerse sus musculos, cada musculo de sus paredes notaban como la deseaban entera dentro, como sus caderas sugestionadas se movían por inercia y como yo con las manos en sus nalgas la paraba. Era impresionante que estuviese así, con esa mujer que me pedía lo que yo tenia como una puta perra en celo. Llegó el momento de meterla entera y aun no iba ni la mitad de rápido que puedo ir y era escuchar sus gemidos incontrolables, ver que con las manos se tapaba la boca y como ponía el oído por si entraba alguien al bar. Me quiso interrumpir un par de veces pero yo sabia que no pasaba nada y que podíamos seguir. Me encantaba ese coño pero ya todo corrido me la dejaba un poco siesa… estuve mas de 45 minutos moviéndome yo solo??? ahí la pedí que se pusiera de rodillas y ella me miro con una cara de sumisa gozosa que no podía evitar enseñarme. Me lamia con su lengua desde el tronco hasta la punta y llegó a tragarse la mitad, ella me felicitó ya que tenia un buen miembro y yo miraba como temblaban sus piernas de cuclillas. Me la puso dura en caso de 30 seg. y se levanto, levantó su culo y lo abrió.

Ella: Adentrate por la trasera, quiero sentir esa polla entera
Yo: vas a sentir mi esperma

Y afilando con un poco de saliva mi espada decidí suavemente ir apoyándome en sus paredes e ir introduiendome. La mujer que tan loco me ha vuelto me ha pedido que la folle el culo, el hecho de correrse estaba garantizado pero cuánto podría aguantar?. Me puse en marcha y ya estaba dentro.

Ella: ooohhhh… dios que dolor, aaahhgggg no pares, metela vamos, aahhggg…. sigue sigue. que gusto, ahhhh… diooos uufff… no pares, que me corro ahhh.

Yo seguí en ese plan y cada vez que la miraba el trasero yo me reprimía para no correrme, ella me miraba y se le ponían los ojos en blanco. Parecía que tampoco se lo creyese y eso que admito que estaba mucho mas demandada que yo.
Decidí que ya era hora de subir y me dispuse a partirla en dos, empece a abalanzarme sobre ella, con la fuerza de un toro y el movimiento de un conejo. Me calenté muchísimo, tanto que ella se tapo la boca mordiendo el sujetador que le quite. Ver esa escena y recordarla siempre hace que me corra. Nos pusimos la ropa mejor de lo que estaba, ella se colocó el pelo y en lo que nos giramos para ir afuera a coger un poco de aire noto que hay charcos… la miro

Yo: te lo has gozado pero bien ehh…
Ella:si pero también puede ser tu sudor
Yo: mi sudor y una mierda, eso se me queda en la ropa.
Ella: si bueno, pero tu también has disfrutado
Yo: no dije lo contrario en ningún momento
Ella: vamos arriba que seguro a llegado alguien.

Nada mas subir no había nadie, y durante esa hora y media prefiero pensar que tampoco había nadie esperando y que se fuese por que atendía nadie. El caso es que a los pocos minutos si vino un cliente y yo ya estaba bajando con la fregona para limpiar su desastre tan encantador. Nadie supo de eso más que ella y yo… y bueno, ahora lo comparto con ustedes. Espero les haya gustado porque ya me hice una paja con solo reordarlo

Cuéntanos que te pareció
00

Deja tu comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar