Inicio » Relato » Mi prima y yo somos amantes. Parte III

Mi prima y yo somos amantes. Parte III

Buenos querida comunidad, hoy comparto con ustedes la parte III de como mi prima y yo nos convertimos en amantes, espero que lo disfruten tanto como yo.

Entre mi prima y yo
Imagen enviada por el autor

Mi prima y yo somos amantes
Parte III
La primera cogida.

Buenos querida comunidad, hoy comparto con ustedes la parte III de como mi prima y yo nos convertimos en amantes, espero que lo disfruten tanto como yo.

Recapitulación Parte I y II
Como ya lo saben, mi prima y yo crecimos juntos. Durante una vacaciones en la playa ella y yo comenzamos a jugar con nuestra sexualidad y de regreso a casa tube mi primer orgasmo entre sus manos y al poco tiempo hicimos sexo oral.

Luego de aquélla deliciosa mamada, yo ya estaba listo para tener mi primera relacion, pero por alguna u otra razón, no se había dado. Inclusive llegué a pensar que mi prima ya no quería nada conmigo, sin embargo una tarde mis tíos fueron a visitarnos y como siempre, ella y yo nos fuimos al sótano a ver películas y jugar videojuegos.

Entonces saqué un condon de mi cartera y le dije…

“Mira lo que compré para usarlo contigo, me muero de ganas por hacerte el amor…”

“Primo, guarda eso…”

“Porque..? A caso no quieres que usemos juntos este condon..?”

“Claro que sí. Solo te pido que lo guardes para que nuestros papás no sospechen de nosotros.”

“Bueno y entonces..? Cuando lo estrenamos?”

“Ven a mi casa este fin de semana y vemos, deauerdo…?”

“Ok…”

Los días pasaban demasiado lentos, pero llegó el fin de semana.

Esta tarde tomé una ducha e inmediatamente fui a su casa. Ella estaba sola, me abrió la puerta usando una pijama corta y una blusita blanca revelando sus ricos y deliciosos pezones.
Me tomó de la mano, nos fuimos a su habitación y me dijo…

“Llevas mucha ropa primito, quitatela toda…”

Yo simplemente obedecí. Luego me llevó a su cama y comenzó a jugar con mi pene y con mis testículos. Luego se inclinó hacia mi y comenzó a chuparme la verga lentamente.

Mientras lo hacía me miraba a los ojos y de vez en cuando me preguntaba…

“Te gusta..?”

Y sin esperar mi respuesta se lo volvía a meter a la boca.

Luego de un rato, ella se tendió en la cama sobre su espalda y me dijo…

“Quiero que me comas el coño..”

Fui bajando poco a poco por su vientre, hasta su monte de venus, el aroma qué emanada de su vagina era delicioso. Olía a una mezcla de panochito y jabón.

Besé sus labios vaginales y con mi lengua fui explorando todos sus plieges. Ella gemía suavemente mientras recorría con delicadeza todo su coño.

Después ella solita bajó su mano y con sus dedos abrió sus labios dejando expuesto su delicado clitoris.

Primero lo besé suavemente y luego enterré por completo mi cara para comerlo. Mi nariz estaba apoyada en su bello púbico, justo arriba de su panochito, y mi lengua jugaba con su botoncito.

Ella comenzó a gemir más intensamente y cogió mi nuca con la mano diciéndome …

“ahh síí primo, cometelo..así, que rico..”

Sus jugos vaginales escurrian hasta su culito color rosado, yo intenté lamer todo y en un momento dado my lengua llegó hasta su ano y ella volvió a gemir…

“ufff sí… que rico..! Chupame el culo..!”

Luego de unos lenguetazos, regresé a su clitoris pero llevé un dedito hasta su ano para ver su reacción. Ella seguía gimiendo así que poco a poco le fuí metiendo un dedito en el culo lubricado por sus propios jugos.

Ella inclinaba su cabeza hacia adelante para ver como la comía y al mismo tiempo sostenía sus tetas con sus manos.

Por sus deliciosos y cada vez más intensos gemidos de placer, supe que estaba gozando mucho y que le encantaba como la estaba comiendo.

“Ahhh…mmm…síííí..así, que rico, que rico…dale.. sigue así… ahhh…me voy a venir… ahhh…”

Mi prima estaba tan caliente que todo su cuerpo se convulsionaba de placer, sentía como su ano apretaba mi dedo, hasta que entre gemidos se vino justo enfrente de mi cara. Su orgasmo había sido extraordinario.

Luego de esto, ella me tendió en la cama, me puso el condon y me digo…

“Dejame ser yo la que te monte primo, aún soy virgen y no quiero que me duela. “

Se coloco arriba de mi con sus rodillas a mis costados y poco a poco fue metiendo mi verga en coñito rico y apretadito hasta que llegó al fondo. Un hilito de sangre salía de su vagina pero me dijo que no le dolía.

Hisimos una pequeña pausa para limpiar un poco y luego continuó.

Su cabalgata era suave de arriba a abajo. Luego apoyó las palmas de su mano en mi pecho y ahora su cabalgata era mas rápida pero de adelante y hacia atras gimiendo delicioso.

Sus hermosos pechos robotaban con cada arremetida y yo la tenía bien agarrada de sus nalgas.

Ver el hermoso rostro de mi prima y escuchar sus deliciosos gemidos era muy excitante. Nos veíamos directamente a los ojos mientras entregabamos nuestra virginidad el uno al otro.
Yo me sentía cada vez mas cerca del orgasmo y a los pocos minutos no me pude controlar y entre gemidos le dije…

“Ahhh me voy a venir, me voy a venir…”

” Sííí damelo, damelo quiero que te vengas dentro de mi ahhh”

Y solté mi leche. Ella seguía montando y con voz entre cortada de decía…

“Aguanta un momento más, siento que me voy a volver venir ahhh, mmm….Sí, ya, ya, me vengo, me vengo ahhh qué rico, sí, sí…ahhh..”

Y terminó con otro orgasmo.
Luego se tendió sobre mi para darme un apasionado beso y se recostó a mi lado.

Su rostro era radiante y en sus ojos se podía ver su satisfacción. Ambos sabíamos qué habíamos cruzado un límite del cual no había retorno y nos sentíamos bien con eso.

Después de ese día nos convertimos en una especie de “primos con derechos” y aprendimos a coger y a experimentar juntos.

Teníamos sexo regularmente y nadie sopspechaba de nosotros. Ereamos cómplices en esta aventura y eso lo hacia super excitante y divertido, sin embargo sabíamos qué no podíamos ser novios, así que nunca descartamos la posibilidad de que cada uno encontraría a su pareja y nosotros volveríamos a ser primos normales.

Deja tu comentario en la casilla de comentarios o síguenos en FacebookInstagram y Twitter  

Cuéntanos que te pareció
20
1 Comentario
  1. Hola querida comunidad.
    Esta es la parte III del relato de como mi prima y yo nos convertimos en amantes.
    La parte IV es la final de esta historia. Espero que pronto sea publicada y que la disfruten tanto como yo.
    Saludos

    Reply

Deja tu comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar