Inicio » Relato » Desvirgando Mi Culo

Desvirgando Mi Culo

Marcos esperaba que yo me decidiera a hacerlo el culo, él entendía por qué me costaba tanto, le había contado que mi primera vez había sido espantosa, por lo boludo que era mi primer novio,

desvirgando el culo

Marcos esperaba que yo me decidiera a hacerlo el culo, él entendía por qué me costaba tanto, le había contado que mi primera vez había sido espantosa, por lo boludo que era mi primer novio, y si por atrás iba a ser igual , paso , no gracias, hasta pensé que ser mujer era una cagada. También creía que así debían ser los noviazgos, información de sexo cero, con mis padres de eso no se hablaba. Cuando pregunte sobre hacer el amor, mama dijo que eso se aprende de grande y que no te escuche tu padre!!!

Confié en el muy rápido, a pesar de ello fue ganándose mi cola de a poco, comenzó haciéndome sentir sensaciones ricas con las yemas de sus dedos , y así fue transcurriendo el tiempo y ya gozaba de sus dedos dentro de mi culito

Si bien Marcos nunca me apresuro , no dejaba de demostrarme que el sexo anal podría ser tan placentero como el vaginal, el era un hombre distinto, confié en el muy rápido, a pesar de ello fue ganándose mi cola de a poco, comenzó haciéndome sentir sensaciones ricas con las yemas de sus dedos , y así fue transcurriendo el tiempo y ya gozaba de sus dedos dentro de mi culito. Un día durante una noche de sexo le dije que quería que me hiciera el amor por atrás, deseaba tanto a mi marido que considere que no debía esperar más, el no me lastimaría, para mi sorpresa dijo que estaba muy feliz de escucharlo , pero que había que avanzar más en la preparación de mi cola , para lograr que sea un momento de placer para los dos, y fue así que viajamos exclusivamente a la capital de mi provincia a comprar unos juguetitos para tal fin , por aquellos años en mi ciudad no había donde comprar, pero en la capital había un sex-shop, sólo uno . Marcos eligió tres juguetitos de distintos grosores , pero no más grueso que su pene, me explico que eran para dilatar y acostumbrar mi ano de a poco, honestamente yo ya estaba decidida y quería que mi Marcos me desvirgue la cola. Esa misma noche en el hotel iniciamos el proceso, no lo voy a describir, sería muy largo.
Una vez acostumbrada a esos juguetes que él me los metía en la cola cuando me hacia sexo oral y en medio de mi orgasmo ya sentía deseos de su pene en mi culo. Un día jugando el con mi cola y los masturbadores le pedí que lo hiciéramos ya no tenía sentido seguir así, también le pedí que levante la persiana, lo suficiente para que se nos viera si alguien pasaba por la vereda , y la luz tenue del velador completaban la situación , lo hizo ,volvió a la cama, me besó toda , pero toda, me comió a besos y el deseo era más grande , lubrico mi ano aún más, lo hizo también con su riquísimo pene, comenzó nuevamente a estimular mi clítoris, y frotaba su glande en mi culito, cuando el orgasmo se intensificó, empujó suavemente, sentí como si mi agujerito luchará para que no entre ese pito perfecto , Marcos hacia movimientos cortos y lentos, cuando por fin cedió mi hoyito, Guau Guau Guau, había entrado , dolía y no dolía, era raro, a los pocos minutos de tener su pija adentro ya no me concentraba en la estimulación de Marcos en mi clítoris, le pedí que no lo hiciera más, que sigamos sólo por atrás, también le pedí que sacará su pene unos momentos , me preguntó si me dolía, le dije que no sabía, que era una sensación rara pero estaba dispuesta a seguir , lo deseaba , volvió a lubricarme y lubricarse, me lo metió nuevamente, y bombeaba despacio , podía sentir mi agujerito intentando volver a su posición natural, pero ese pene divino, no se lo permitía, al contrario hacia que mi ano este abierto como nunca antes , y continuábamos , y la sacaba cuando yo no podía soportar la sensación, me dice que dominará yo la penetración, me ubico en 4 y comencé, mientras me movía el me abría las nalgas , y decía, más, un poco más, cuando me acostumbré a mi ano abierto y al roce de su pene en mi , comencé a empujar para que entrará más, y ya algo (No sé si ansiosa) decidí empujar hasta tocar a Marcos con mis nalgas , empuje pero no lo logre, la sensación fue tan poderosa en mi interior que me volví hacia adelante sacando el pene por completo de mi culo, que hiciste amor exclamó mi macho hermoso , quiero que entre todo de una vez le contesté, tome su pene , el abrió mi cola , busque mi ano con su cabecita divina , lo metí y me moví algo más rápido hasta donde aguantaba , y de una empuje y esta vez sí toque a Marcos con mis nalgas , su punta me tocó muy adentro , aguante un poco y lo retire otra vez , y lo hice varias veces y cada vez aguantaba más tiempo su pene en mi culo . Marcos me dice que me ponga boca abajo, se acomodó encima mío, metió su pene sólo un poco en mi culito y busco mi clítoris , quiero que acabes amor me dijo , y comenzó, a medida que el notaba que mis temblores que anuncian la inminente llegada de un orgasmo se aceleraba el aceleraba sus movimientos en mi , y fue mágico, acabando y mi cola siendo arrollada por su pene, si amor si amor , no pares no pares , me vine , sentir mi ano abierto , su punta empujando adentro como queriendo desfondar mi culo fue maravillosa, pero aun así le pedí que me lo sacará, le dije que se acuéstate voy a montarte, chupe su pene con mi culo apuntando a la ventana , luego lo llene de gel y me monté, me sentaba hasta su tronco, (aquí se le dice tronco a la parte del pene que está unida al cuerpo del hombre) entraba todo , me levantaba lo más que podía sin que se saliera y nuevamente me sentaba , comencé a besar a Marcos en su cuello , y dije abrirme las nalgas quiero que vean por donde me estás amando , y lo hizo, me puse loquita y me movía más rápido, y mi hombre iba bombeando a mi ritmo, y dijo fuerte: Diana sacame toda la leche amor , así así así así . Me tumbe a su lado, con mi culo destrozado, no sé si me ardía , quemaba, me latía.

A medida que el notaba que mis temblores que anuncian la inminente llegada de un orgasmo se aceleraba el aceleraba sus movimientos en mi , y fue mágico, acabando y mi cola siendo arrollada por su pene, si amor si amor , no pares no pares

Hablamos mucho rato de lo que terminaba de pasar , la verdad quede feliz , era un hombre diferente , era mí hombre, mi Marcos, me sentía completa, el podía ya cogerme por donde quisiera, donde quiera y cuando quiera, le dije que tenía el culo como resentido , me molestaba, voy a hacerte masajitos con la lengua dijo , y lo hizo , no se en qué momento me dormí ; al otro día me despertó la claridad que entraba por la ventana, Marcos no estaba , no me despertó para que fuéramos a trabajar y note que estaba más abierta que durante la noche, supongo que el la abrió más antes de irse, yo seguía desnuda , me puse de lado tocándome mi hoyito.

Deja tu comentario a Diana en a caja de comentarios o en Facebook, Instagram, y Twitter.

Cuéntanos que te pareció
40

Deja tu comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar