Inicio » Relato » Confesion:Me convertí en su juguete sexual.
La confesión sexual de Ana

Confesión sexual de una mujer madura.

Hola soy ana y esta es mi confesión sexual.  A José lo conozco hace varios anios desde que nos mudamos al edificio ,un hombre de unos 45 años siempre parece solitario y es el encargado del mantenimiento, y de la seguridad vive en la planta baja del edificio y siempre saluda muy cordial.
Hasta acá este relato no tiene nada en particular pero hace cosa de unos meses , poco antes de empezar el aislamiento obligatorio salí de casa y olvide llevarme las llaves y al regresar de noche me encontré fuera de mi apartamento ya que mi marido e hijos habían salido de paseo y regresaban en dos horas.
Sin mas decidí sentarme un a esperar en un sillón que hay en el lobby del edificio frente al pequeño mostrador donde se sienta Jose en su horario de trabajo.
Nunca había observado a ese hombre , pero al estar bastante rato frente a el y tras el disimulo de estar “mirando el celular” aproveche para ver si logro llamarle la atención.
Primero me senté de piernas cruzadas dejando que mi muslo sobresalga del vestido, dejando al descubierto parte de mi nalga, luego intente moverme de tal manera que su mirada no pueda escapar a mis intenciones. Pero Jose, muy serio, no mostro ningun tipo de interés , lo que genero en mi un mayor deso de llamar su atención.
-“Y hasta que hora esta usted aquí Jose ?” pregunte como si no lo supiera.
-“Ya en 15 minutos me retiro, necesita usted algo ?” Preguntó cordialmente.
-“No gracias es por curiosidad” dije como para no incomodar , pero a la vez acomode mi escote profundizando lo mas posible.
No hace falta contarles lo que paso en esos minutos pero lo que si les contare es que Jose me ofreció entrar a su departamento para no esperar sola y asi lo hice.
El departamento es chico , dos ambientes y se nota que ainque esta limpio es de un hombre solo , todo muy funcional.
Nos sentamos en la mesa de la cocina y Jose me ofreció tomar algo y mi respuesta me dejo asombrada a mi misma incluso.
-“No gracias Jose, prefiero su sexo”. Dije y no creía que eso es lo que me salio de la boca.
-“Disculpe , no entendí” Preguntó atónito.
Y en ese mismo instante me dije que las cartas ya fueron jugadas y este es el momento de actuar.
-“No lo voy a repetir, pero si te acercas te como el pene entero”.
Y en ese mismo instante comenzó la desquiciada historia …
Jose se acerco, yo me arrodille y abrí su bragueta para sacar su verga ya bastante dura y sin mas la introduje en mi boca tragándola por completo, recuerdo el tenaz gusto salado de sus testículos los cuales saboreaba con la lengua mientras su glande se instalaba en mi garganta.
El agarro mi cabeza y tomo el mando…No era yo ya quien chupaba su verga sino el quien penetraba mi boca , y ahora en una forma ya casi agresiva, su pelvis azotaba mi nariz en cada entrada perdí el control de lo que pasaba y eso me gusto mas aun.
Saco su verga y en silencio me ayudo a levantarme,y sin hablar me hizo apoyar las manos sobre la mesa, bajo mi tanga hasta mis rodillas , separo mis nalgas , escupió para mojarme y antes de que alcance a decirle que por el culo no ya me lo tenia penetrado, sus movimientos fuero duros y violentos el dolor me hizo quedar muda y el, como una maquina simplemente me seguía cosiendo por el culo , duro poco hasta que me lleno el culo de semen.
Estaba atormentada por todo lo que paso, Jose se cerro el pantalón , e insinuándome la puerta me dijo que el termina todos los días a la misma hora.
Nuevamente sentada en el mismo sillón sentía como me chorreaba lo que quedo de esa aventura y al rato llego mi marido con mis hijos, mas tarde en la ducha me masturbe mientras me limpiaba los estragos de semen que este hombre dejo en mi.
ya am pasado casi seis meces de ese día y durante la cuarentena salia a dar una vuelta todas las noches, ya creo ser adicta al gusto salado de sus testículos y el semen en mi ano que me lavo al regresar.

Deja tu comentario en la casilla de comentarios o en FacebookInstagram y Twitter.

Cuéntanos que te pareció
20

Deja tu comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar