Inicio » Relato » Cambio de habito III ( La putita de la plaza )
exuberantes medidas

ella había sido uno de mis tres primeros contactos y sus exuberantes medidas eran mas que suficientes como para no perderme un bocadito tan rico como ese 105cm de busto 65cm de cintura y una colita mmm de 98 cm una mujercita de 18 años

Cuando me disponía a regresar a Buenos Aires decido revisar mis mail ya que hacia un par de días que no los chequeaba al abrir mi msn como siempre muchos son los que me hablan y una mujercita me saluda muy efusivamente como es su costumbre.

– hola mi amor, me tenias abandonada

note al instante que era mi amiga Maria Florencia
– holita hermosa
– me debes algo
– si la verdad que si pero creo que tengo algo mejor para vos
– si que?
– bueno tengo que ir por Córdoba queres que nos veamos
– siiiiiii claro fantástico pero no me hagas ilusionar y no vengas
– no quédate tranquila haber contame donde te encuentro
– veni a casa les digo a mis papis que sos una amiga y no hay problemas
– bueno pero para no comprometerte voy a un hotel
– mmm y te puedo hacer compañía para que no pases la noche sola
– claro para eso voy
– cuando venís mira yo estoy ahora en Córdoba pero en la parte de la capital desime como llegar y en un rato salgo para allá
– mira tenes que venir por ruta 7
– bueno no hay drama cuantos kilómetros son
– son mas o menos 300 km la dirección de casa es alguna 12345
– listo no me das un teléfono por si me pierdo
– si anota amor 000123 456
– listo ya esta te veo en unas horas un bcito
– se me van hacer las 3 o 4 horas mas largas de mi vida
– okis un Beso dddd chau les2 (5 de mis iconos)

tome el camino que me había indicado Florcita y me dirigí hacia su casa mis planes habían cambiado pero no podía desaprovechar este momento flor estaba embobada con migo y ella había sido uno de mis tres primeros contactos y sus exuberantes medidas eran mas que suficientes como para no perderme un bocadito tan rico como ese 105cm de busto 65cm de cintura y una colita mmm de 98 cm una mujercita de 18 años de pelo lacio y largo como a pedido ojos café y  lo mas interesante, que era primeriza nunca su cuerpo había sentido las caricias de otra mujer y mi encanto de hechicera había despertado pasión en ella .
Mas tranquila que de costumbre recorrí el camino ah …………… con mi infaltable Maia ( La oreja de van Gogh ) en los MP3 de mi corsita blanco
Llegando casi a su casa la llamo para arreglar el encuentro ya era mas tarde de lo pensado, me dice a pocas cuadras de su casa hay una plaza que me espera ahí me indica la calle y por la ubicación en donde yo me encontraba me dice que en unos quince minutos debería llegar que me estaría esperando ahí le dije que no se preocupe que si quería al otro día la vería que no eran horas como para que me este esperando sola en una plaza , me contesta que ira con su hermano a esperarme y que luego el se iría y acordamos encontrarnos ahí eran casi las 22.30, me apure para tratar de estar antes que ella y que no me tuviera que esperar cosa extraña en mi ya que siempre llego tarde a todos lados.

Mientras el de vigilancia se colocaba un profiláctico Florencia me sobaba las tetas yo estaba helada y algo excitada porque negarlo cuando la niña metió su mano en mi conchita me saco un suspiro y me anime a participar de lo que estaba sucediendo

Después de unos 20 minutos me encuentro en el lugar y la veo en el banco de la plaza me extraño por que estaba sola pero ya la conocía por fotos y era ella estacione el auto y se paro sabia que auto tenia yo así que no se asombro de mi llegada y se dirigió hacia mi me saludo con un beso en la mejilla y me quedo mirando fuimos al banco donde ella se encontraba esperando y comenzamos a charlar la invite a tomar o comer algo y prefirió quedarse ahí me miro fijo a los ojos y me beso en los labios la tome de la nuca y le comí la boca al mismo tiempo que mi mano se colaba por debajo de su pollera, la note húmeda como esperando este momento separo las piernas y se entrego a mi, Corrí una pequeña tanguita que llevaba y le entre dos dedos sus piro y gimió pidiendo que siga nunca había estado con una mujer pero lo que le estaba haciendo no era nuevo le levante un top que apena cubría sus inmensos senos y se los entre a mamar se recostó en el banco y se puso a mi disposición, se entrego por completo recién después de unos minutos sentí su mano en mi conchita ella mostraba su cuerpo desnudo, yo apenas tenia mi camisa desprendida, un flash nos sobresalto, era un policía o alguien de vigilancia que nos había sorprendido y para colmos nos fotografío flor salía completamente reconocible y yo solo de espaldas.
Buenas noches flor dijo el uniformado y ella sorprendida pregunto quien era no importa pero tu papi le va a gustar saber lo puta que es su nena tan puta que hasta se la coje otra mujer.
– No por favor, are lo que lo que quieras
– Si seguro que haras lo que quiera
– Así como estas, estas perfecta para lo que quiero
– No seas hijo de puta
– Dale putita que te vi cojiendo con varios en esta plaza
– Déjala tranquila tarado y borra esa foto
– No te pongas celosa que para vos también tengo
– Esta bien Ceci déjalo hare lo que quiera algo de razón tiene
– Vengan que la van a pasar de diez
Nos llevo a lo que quizás era el lugar donde se guardan las herramientas del que se encarga de la plaza caminamos como media cuadra hasta llegar al sitio ella seguía desnuda y la ropa se la llevaba el, me dijo sentate y espera que la exclusiva la tiene ella pero vos tampoco te salvas.
Le pidió que se arrodillase y se la mamara, lo empezó hacer temerosa pero al instante note que estaba disfrutando lo que hacia tanto como a quien se lo estaba haciendo.
– que bien que chupas pendeja como para no enloquecer a los pajeros esos dale que nadie me la chupo como vos
– y nadie te la va a chupar como yo te voy a sacar toda la lechita
– ahí si putita seguí que después te voy a romper el orto
– y vas a despertar a todo Córdoba
– que ganas de tenerla adentro
– si tu viejo supiera lo puta que sos que cojida te daría
– ahí no me tientes que un día de esto me entrego
– cerra la boquita y chupa puta
– mmm
– mejor date vuelta y chupale las tetas a tu amiguita mientras te hago el culito
– bueno pero ponete un forro
– donde queres que saque, que vaya a comprar agáchate pendeja
– fíjate que en mi cartera tengo
– bien puta que sos aparte de regalarte pones los forros vos
– si me queres coger ponete uno y seguí
Mientras el de vigilancia se colocaba un profiláctico Florencia me sobaba las tetas yo estaba helada y algo excitada porque negarlo cuando la niña metió su mano en mi conchita me saco un suspiro y me anime a participar de lo que estaba sucediendo aparte si terminaba cojiendo con ese tipo ya lo había hecho hace unos días atrás con el novio de Agus y lo había disfrutado lo less se me estaba transformado en bisexual por dentro yo también quería tener esa pija en mi boca, sentí que Flor se me abalanza pero no era otra cosa que las envestidas del hombre que había logrado introducir su verga en ella.
– que hermosa conchita de pendeja que tenes bien abierta pero deliciosa ahora le toca a tu culito
– rómpemelo todo háceme gozar como puta que soy cojéeme
– si puta cojete a tu amiga que yo te doy a vos
No quería que notaran que sentía ganas por ser mas participe de lo que sucedía pero ya estaba desinhibida y muy caliente, los deditos de Maria Florencia me estaban por hacer estallar y quien la cojia estaba por acabar saco su pija del culo y le pidió a flor que se la chupara ella entendió que se estaba por venir se arrodillo ante el y cumplió su propósito le saco una extraordinaria acabada, me tomo del brazo y me bajo
– veni amor ayúdame a secar este viejo
– no, no quiero
– dale si te morís de ganas de darle una chupada
– si putas las quiero a las dos del pico hasta que me venga de nuevo
me beso con sus labios impregnados en el tibio semen recién ordeñado con mi lengua le limpie la cara y juntas compartimos esa verga
– bueno nena ahora te quiero coger a vos
– no eso no
– déjala que es torti gracias que te la esta chupando Beni cojéeme
se recostó en un colchón y espero a ser penetrada saco otro forro y se lo dio, yo solo miraba con ganas de tocarme suplicaba que me ordenara eso, Flor era toda una puta nada de lo que imaginaba la hacia tímida casi virgen y resulto ser la puta del barrio, ella levanto sus piernas y el la penetro analmente desde adelante
– soy tu puta háceme acabar que ya no aguanto mas
– si putita acaba y vos nena haber si la ayudas y te metes esos deditos
– ahí si Ceci dedeate un poco
por fin pensé por dentro tan caliente y sin poder tocarme revente al instante y grite de placer al tiempo que Maria soltaba su orgasmo y el hombre largaba otra acabada.

cuando me pidió que la hiciera acabar baje a su conchita mordí su clítoris y penetre mi lengua en ella mientras ella producía espasmos en mi complaciéndome de la misma manera me fui controlando y espere hasta sentir que se venia y acabamos juntas los jugos de ambas se volcaron en nuestros rostros gire y me puse a su lado quería besarla

-bueno chicas es suficiente por hoy les presto el lugar para que terminen lo que habían empezado te borro la foto por ella claro, que por vos hay fotos en toda Córdoba y te espero mañana que te quiero volver a coger
– Dale déjame con mi amiga que necesita que le saquen la calentura que tiene
– Hay trola que decís
– la verdad o no estas caliente
– si pero
– pero que después de lo de recién vas a estar tímida
– esta bien sácame la calentura perra
– no te preocupes por el coche que yo te lo cuido
quedamos en el lugar besándonos y acariciándonos me derretían sus inmensas tetas las degustaba como loca solo deje de hacerlo cuando me pidió que la hiciera acabar baje a su conchita mordí su clítoris y penetre mi lengua en ella mientras ella producía espasmos en mi complaciéndome de la misma manera me fui controlando y espere hasta sentir que se venia y acabamos juntas los jugos de ambas se volcaron en nuestros rostros gire y me puse a su lado quería besarla y así lo hice sentí mis flujos mezclarse con los de ella mientras nos besábamos sin dejar de jugar con nuestros clítoris, nos quedamos dormitando y casi cuando los primeros rayos del sol asomaban le dije que me debía ir nos vestimos y fui por mi auto ahí estaba quien nos cambio la noche le agradecí que cuidara mi coche, me dijo que no me preocupara que en un rato se lo iba a cobrar a Maria Florencia yo seguí mi viaje con rumbo a casa o a Corrientes quien sabe.
El la tomo de la cintura y la llevo por la plaza al mismo lugar de donde veníamos
Pronto sabrán si volví a casa o pase por Corrientes bcitos.
Que opinan a donde debo ir.

La señorita misteriosa

Cuéntanos que te pareció
270

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar