Inicio » Relato » Aventuras de un hombre casado – Juliana en el camino

Aventuras de un hombre casado – Juliana en el camino

camino de la oficina

A veces el camino te lleva a lugares inesperados 

Buen, yo ya le había contado que mi vida sexual siempre fue abundante y variada desde joven y soltero.
A los 30 años tuve experiencia sexual bastante atrevida, me acosté con una chica a los 15 minutos de conocerla pero eso se los cuento en otra oportunidad. El tema es que esa chica con la cual tuvimos esa aventura tan espontánea es mi esposa ya hace más de 15 años… Si, se me descontrolo un poco esto de sexo ocasional pero la verdad es que llevo una buena vida de pareja y también sexualmente estamos bien.
Pero de eso se trata… Estamos bien y no más que eso, no es algo para quejarse ni mucho menos, pero la realidad es que aunque estemos bien a mi siempre me termina faltando algo… Ese extra, esa sorpresa que te eleva los niveles de adrenalina y te hacen sentir vivo.
Y así fue que sin darme cuenta empecé mi búsqueda, no hice nada , solo empecé a estar un poco mas disponible y así las cosas comenzaron a surgir.
La primera fue Juliana, una compañera de trabajo, con ella siempre tuve buena relación y trabajabamos juntos hacia bastante tiempo, y a lo largo del camino ,mas allá de la buena relación laboral con Juliana teníamos algo mas en común, ambos trabajabamos lejos de nuestra casa y el mismo suburbio y por ese entonces, debido a que su auto se estropeo, empezamos a compartir los viajes camino de vuelta del trabajo.

Y así fue que sin darme cuenta empecé mi búsqueda, no hice nada , solo empecé a estar un poco mas disponible y así las cosas comenzaron a surgir.

Juliana era una chica rubia de cabello ondulado , amplia sonrisa y mirada picara, bastante delgada y a sus 35 años y tras sus 2 partos parecía estar muy en forma.
Al principio todo era correcto normal y cotidiano, pasábamos juntos una hora charlando de las cosas del trabajo, la casa crianza de chicos y esas cosas. Con el tiempo empecé a notar que empezaba una leve soltura, algo muy sutil… un roce en mi hombro al charlar , una rodilla que intercepta el movimiento de la palanca de cambios y alguna posición mas atrevida al sentarse con un pie sobre el asiento, pero bueno estas son cosas naturales que suceden cuando uno va conociéndose mas y teniendo mas confianza.
Este acercamiento llevó también a que Juliana empezó a contarme un poco mas y de a poco a interiorizar en su vida íntima y así me contó que su vida sexual era bastante decepcionante, su marido apenas si le daba sexo, así me contó, y cuando se lo daba era una sesión muy corta y no satisfactoria al nivel que se quedaba menos satisfecha al terminar que cuando empezaban.
Al escuchar esto lo primero que me surgió a la mente es decirle “pero bueno para eso existe la masturbación” a lo que me contestó “pero el tacto de mi mano no es como el tacto de una mano de otra persona”. recuerdo que ese día llovía y estábamos en la carretera y así como dijo eso le dije “si quieres te ayudo”…
Un silencio se apoderó del habitáculo de mi auto mientras seguía manejando le pregunte si quiere, tuve que desviar la mirada para ver que me decía que si meneando la cabeza – “entonces abrí ese botón..” le dije señalando su pantalón.
Para mi sorpresa, ella abrió el botón de su pantalón y bajó el cierre dejando su pelvis accesible segundos después mi mano se abrió camino por su tupido vello púbico hacia su ya empapada vagina, recuerdo sentir el pequeño movimiento de su clítoris al tenerlo entre mis dedos, Juliana largo un gran gemido y al internar mis dedos entre sus labios carnosos y mojados comenzó a subir hacia la cima de su orgasmo…creo que fue el orgasmo mas rápido que alguna vez presencie, quizá fueron 3 minutos con mi mano dentro de su pantalón cuando estalló y todo esto mientras manejaba en la carretera, las contracciones de su útero fueron extremadamente fuertes y a su vez empapaba como si ella estaría eyaculando sobre mi mano …
Cuando juliana se calmó quite mi mano y seguimos viaje ahora en silencio, mucho silencio la deje en su casa y así nos separamos ese día.
Al día siguiente en el trabajo nos encontramos y comportamos como si nada hubiese sucedido el día anterior al final de la jornada laboral partimos de nuevo hacia nuestros hogares al principio, como siempre, comentamos cosas que tiene que ver con el trabajo pero al salir a la carretera me pidió que paremos al costado, busque un lugar en el cual pudiera poner el auto tras algunos arbustos así no se destacaba y pensando que quería comentar algo sobre lo del día anterior pare.

ella abrió el botón de su pantalón y bajó el cierre dejando su pelvis accesible segundos después mi mano se abrió camino por su tupido vello púbico hacia su ya empapada vagina

No alcance a preguntarle nada ni a hablar nada , ella se arrojó sobre mi bragueta, abrió el cierre y saco casi a la fuerza mi pene ya erecto , se lo metió de una en la boca y empezó a comérselo de la forma mas apasionada que alguna vez me lo habían hecho, parecía que se lo quería comer íntegro, yo deslicé mi mano desde la parte trasera de su pantalón , y tras pasar la raya de su bien formado culo llegue a su empapada vagina ….todo fue muy fuerte y excitante, recuerdo el sonido de sus chupadas mezcladas con sus gemidos que se aumentaban al ritmo que la excitación subía.
Cuando le advertí que mi chorro estaba por llegar se metió mas profunda la verga hasta que le libere todo mi cargamento en su garganta ella se lo trago todo y se apoyó sobre mi verga así se concentró en su orgasmo que no tardó en llegar.
Mi Historia con Juliana en el camino duró dos intensos meses, visitamos albergues playas y otros lugares incluso nos tomamos en secreto un día de vacaciones después volvimos a ser simplemente colegas y su marido … le compro un auto.
Esta fue mi primer aventura de casado, después vinieron otras pero esas se las cuento otro día

si te gusto Entrevista hot a cachorrita yuri síguenos en Facebook, Instagram y Twitter.

Cuéntanos que te pareció
820

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar