madura infiel

El relato de un hombre que nos cuenta como una agente inmobiliaria madura se tienta a ser infiel tras una oferta de masaje que no pudo rechazar.

Hace unos años, vendí una propiedad que poseía y por esa razón me ayudó un agente de bienes raíces que recibió buenas recomendaciones.
En uno de los recorridos que hizo para revisar la propiedad, entró en una de las habitaciones y vio que había una cama de terapia, me miró con una sonrisa y siguió adelante.
Como la venta era un poco compleja, se tardó bastante tiempo, en ese momento estábamos en contacto casi semanalmente, por lo general llamaba para enterarse de los desarrollos relacionados con la venta de la propiedad.
Con el tiempo, se formó amistad en torno a mi pasado (divorciado) y las conversaciones también surgieron más allá del ámbito de la venta del apartamento, le conté sobre mi currículum y lentamente también me contó sobre su esposo, los hijos y lo que hacían.
Lentamente, las conversaciones también empezaron a ser sobre sexo y sexualidad,

le conté sobre mi currículum y lentamente también me contó sobre su esposo, los hijos y lo que hacían.
Lentamente, las conversaciones también empezaron a ser sobre sexo y sexualidad,

Mica (seudónimo) hasta hace poco una ama de casa comprometida y de tiempo completo comenzó a desarrollar una carrera independiente y, mientras descubría un nuevo mundo con el que no estaba familiarizada, los niños crecieron y algunos ya se fueron de casa y Mica comenzó un poco a pensar por sí misma. .
Mika de unos 40 años promediaba un culo un poco lleno y  jugoso, nunca traicionó a su esposo, aunque él la engañaba constantemente, se dio cuenta después.
Ocasionalmente hay reuniones sobre la venta de la oficina de bienes raíces, pero en algún momento las reuniones se llevaron a cabo en la propiedad, principalmente los viernes, días que no trabajo. Las reuniones fueron, por supuesto, sobre la venta de la propiedad, pero se podía sentir la tensión en el aire cada vez que nos encontrábamos..
Al principio tenía actitud un poco avergonzado, pero poco a poco los ligeros toques en el brazo, la espalda, y comenzamos a fijarnos , ella en mi y yo en ella, algunos botones de su escote se abrieron , las manos comenzaron a tocar eventualmente  nuestros cuerpos,y en alguna ocasión su mano toco accidentalmente  mi ropa interior e incluso acarició la polla como al pasar. fue entonces cuando mis manos desenredaron sus pantalones y se podía ver que Mica estaba increíblemente caliente y su coño estaba muy húmedo, pero no fue más allá de eso, Mica simplemente no estaba lista para romper los límites por completo.
A veces, durante las sesiones, intentaba convencerla de que le daría un masaje (tengo un certificado de masajista y bastante experiencia en eso) pero siempre se negó , le dije que sabía que eventualmente sucedería. Ella se sonrojó y sonrió.
La propiedad finalmente se compro pero nos mantuvimos en contacto casi a diario. Mientras tanto, me mudé a un lugar nuevo y un día recibí una llamada de ella por la noche preguntándome qué estaba haciendo. Respondí, nada, en casa viendo televisión, ¿por qué? Pregunté, creo que es hora de comprobar si tu masaje vale la pena.- Contest. Por un momento estuve en silencio, no esperaba escuchar estas palabras, respondí con placer,y a asi , los  veinte minutos llego.
El corazón comenzó a latir rápido, inmediatamente comencé a ordenar la habitación, encendí la calefacción, puse una sábana blanca en la cama de terapia, encendí velas y puse música tranquila y relajante.
Al fin toco la puerta, abrí la puerta y entra , se quita el abrigo y se sienta en el sofá, me siento a su lado y siento que no está calma, empiezo una conversación sin sentido y le pregunto a Mica, te ves molesta ¿Pasó algo? Mica no respondió, preguntando dónde podía cambiarse de ropa. La acompañé a la sala de tratamiento, le expliqué qué hacer y le dije tan pronto como estaba lista para llamarme.

Tomé el aceite caliente y comencé a verter sobre su cuerpo, el aceite corrió por su espalda desde los hombros hacia la parte inferior

cuándo me llamo Mica estaba ya acostada sobre su estómago, su cuerpo expuesto a excepción de la parte inferior, susurré suavemente, le pedí que si algo  le molesta por favor me detenga . Ella dijo que estaba bien y apoyó la cabeza en la cama. Tomé el aceite caliente y comencé a verter sobre su cuerpo, el aceite corrió por su espalda desde los hombros hacia la parte inferior de la espalda, comencé a mover mis manos a lo largo de su cuerpo liso y parecía que Mica se estaba entregando al tratamiento y disfrutando de mi tacto. Comencé el masaje en el área de los hombros, después de unos minutos de masaje parecía que la parte tenza se estaba aflojando y podía seguir adelante, seguí masajeando el área de la espalda y la cintura e invirtiendo todo en mí para hacerla sentir bien y cómoda. Terminé en la parte superior del cuerpo y me puse de pie, volviendo a verter suavemente una generosa cantidad de aceite de masaje en sus pies. Comienza en los pies y desde allí continúa hacia los músculos gemelos hacia las rodillas y subi hasta las caderas, amase las dos piernas, verti otra cantidad de aceite, continúe masajeando y esta vez masajeando el interior de las piernas, las piernas estaban apretadas y el acceso no era completo y ella  sin que le pida abrio sus piernas,dejando así algo expuesta su tanga. Continué masajeando sus piernas, enfocando el masaje en el interior de su pierna y mis dedos estirando aunque sin tocar del todo su miembro, decidí dar un paso audaz y ver qué tan lejos llegaría el masaje, comencé a masajear sus glúteos y de a poco deslice su tanga  , Mika no dijo ni una sola palabra, ahora que la última prenda de vestir ya no existía y estaba acostada completamente desnuda frente a mí, sintiendo todas las barreras rotas, volví a masajear sus nalgas, vertiendo una buena cantidad de aceite en sobre ellas asi que parte del aceite se viertio en el espacio entre los dos segmentos de sus nalgas, mis manos continuaron masajeando las nalgas, puse atención a cada parte y, según las voces de Mica, se escuchó que lo estaba disfrutando mucho, Ella deslizó ligeramente sus piernas como invitando a tocar, mis manos se deslizaron al espacio entre los glúteos ahora o nunca me dije, deslice mi mano izquierda hacia su coño y comencé a masajear su clítoris y labios y con la mano libre masajeando el ano alrededor del agujero, Mica comenzó a respirar profundamente y a gemir, mis manos continuaron trabajando dos dedos que ya entraron profundamente en su coño mojado, un dedo se abrió paso hasta su culo la pelvis de ambos comenzaron a moverse con ritmo, los dedos ocasionalmente salían y jugaban con el clítoris hinchado y rojo, ingresando nuevamente en el coño pero esta vez había tres dedos, suavemente agregué otro dedo al agujero del culo que se tragó fácilmente y el agujero pareció expandirse por placer, me detuve por un momento, ¿por qué te detuviste? Mica preguntó a regañadientes, inmediatamente procedió, por favor levanta la pelvis le dije y coloque dos almohadas debajo de su vientre, ahora el trasero sobresalía mas , comencé a masajear su trasero, una mano de nuevo en el coño comienza a masturbarla, Mica me mojó, metí mi lengua en el agujero del culo y comencé a lamerlo,
Mika  emitió sonidos de placer y, mientras decía, nunca me lamieron el culo esta es la mas increíble sensación, seguí lamiéndolo suavemente y de forma rotativa, dándole un trato personal tan agradable, ayúdame un poco, dije, abrí el culo con las manos , Mica lo hizo de inmediato y separo sus nalgas con las manos, la lengua ahora casi en el agujero y Mica grita locamente “más profundo por favor”!

Mis dedos aún dentro del coño y de mientras  ya van cuatro dedos hacia afuera y dentro, su coño muy húmedo y toda la mano mojada, las respiraciones de Mica se vuelven más pesadas, la pelvis se mueve y lo siento. Cerca . sus chorros, sus gritos fuertes perforaron el silencio, “sí, lameme y masturbame más fuerte y rápido”, mientras yo sigo regocijándole. Y así después de unos segundos, Mica explotó en un orgasmo , grita y se retuerce en la cama de masaje. Su cuerpo se encoge y tiembla, saco mis dedos de su coño mojado, y me agache para darle un beso en la mejilla,”fue increíble, nunca recibí un masaje como ese, estoy segura de que se repetirá” Yo le sonríe.

Si te gusto el Relato Sexual de esta mujer madura e infiel  , deja tu comentario en la casilla de comentarios o siguenos en FacebookInstagram y Twitter  

Cuéntanos que te pareció
01

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar