Inicio » Relato » Trio de sexo en la oficina 3

Trio de sexo en la oficina 3

sexo en la oficina

Relato de sexo en la oficina 

Hola chicos como venia contándoles por fin pude tener en mi sexo en la ofician con la nueva y no solo eso, paso el fin de semana y volvimos a vernos el lunes en la oficina, su forma de ser conmigo había cambiado era mas abierta y coqueta.

Mientras trabajábamos ella se acercaba a mi a mostrar sus diseños y aprovechaba para tocarme disimuladamente, abría un poco mas su blusa dejándome ver su sostén blanco de encaje, tanto coqueteo me tenia súper húmeda y con unas ganas de llevarla al baño y volver a cogérmela, pero debía esperar a que salieran a almorzar así tendríamos mas privacidad pero ya poco me importaba si estaban mis compañeros me tenia muy caliente esta chica.

en el baño cerré la puerta con seguro y la arrincone contra la pared, la tome de los hombros y bese desesperada,

Pasada una hora la mayoría había salido y yo no aguante mas me levante de mi silla y fui por ella la tome de la mano y la lleve al baño nadie nos vio ya que estaban terminando los trabajos para poder salir, en el baño cerré la puerta con seguro y la arrincone contra la pared, la tome de los hombros y bese desesperada, pase mis manos por su cuerpo sin dejar de besar sus labios metí una pierna entre las suyas e hice presión en su centro haciéndola gemir en mis labios, bese su cuello y baje mi mano a su centro levantando su mini falda cole mi mano entre sus pantis, frote su vagina y me abrí paso entre sus labios vaginales encontrado su clítoris húmedo lo masajee con la palma de mi mano y mis dedos encontraron su entrada por la cual entraron dos de ellos, callaba sus gemidos con mis besos mientras la penetraba cada vez mas rápido y profundo.

Sentir como humedecía mi mano despertó mis ganas de probarla, me agache y levante su falda baje sus antis y metí mi cara entre sus piernas lamiendo completamente su vagina abriendo paso con mi lengua para entrar en su centro y penetrarla con ella, su sabor era exquisito sentir su cuerpo moverse al compás de mis labios era perfecto, ella me tomaba del cabello profundizando mas mi cara entre sus piernas sus gemidos suaves callados por su mano para no ser descubiertas, lamí y chupe hasta sentir sus jugos salir gimiendo mas alto al llegar al éxtasis.
Mis labios se dedicaron a chupar y lamer su clítoris mientras mis dedos la penetraban mas profundo haciendo que sus gemidos no pudieran ser controlados, la penetre los mas rápido y fuerte que podía , sus paredes vaginales se estaban contrayendo anunciando así su próximo orgasmo, cuando estaba a punto de cumplir mi cometido la puerta del baño sonó y una voz muy conocida nos hablo, era mi jefe, nos dijo – chicas se que en que andan y me tienen realmente caliente las eh escuchado desde afuera pero no aguante mas me tienen caliente sus gemidos, ella me miraba un poco asustada, me levante y dentro del cubículo le dije, – jefe que pena por no invitarlo se que también le tienes ganas pero para la próxima lo invitamos, mi jefe se acerco a la puerta del cubículo y nos pidió el favor de dejarlo escucharnos mientras el se masturbaba, le dije al oído a mi chica nueva, – deja que nos oiga el es muy relajado y en verdad te tiene ganas, con el podríamos cumplir tu fantasia del trio, ella un poco insegura me miro un poco dudosa y me dijo, – confió en ti quiero que termines el sexo de oficina que empezamos .

Escuchábamos su respiración acelerada nos decía cosas como, – que rico se escucha, como quisiera meterselas a las dos, chupar sus vaginas etc.…

Baje nuevamente a su centro y retome mi labor lamiendo y chupando su clítoris mis dedos entraron una ves mas en ella haciéndola gemir de placer, afuera del cubículo mi jefe tenia si verga afuera masturbándose al compás de los gemidos, escuchábamos su respiración acelerada nos decía cosas como, – que rico se escucha, como quisiera meterselas a las dos, chupar sus vaginas etc.… a las dos nos ponía mas caliente escucharlo, en cuestión de unos minutos logre mi cometido e hice que llegara con un sonoro gemido con sus manos no dejaba de apretar mi cara contra su vagina mientras u piernas temblaban de placer, afuera escuchamos como mi jefe decía me vengo haciendo sonidos de placer.

Me levante y la ayude a acomodar su ropa mi jefe abrió el grifo y luego nos dijo,- tenemos que hablar chicas las espero al finalizar la jornada en mi oficina, escuchamos que salió del baño, salimos del cubículo después del sexo y nos retocamos en el espejo nuestro maquillaje y salimos a terminar nuestros proyectos en la oficina y a esperar la hora de ir a ver al jefe.

Lo que paso en esa oficina con el jefe se los contare en un próximo relato….

Continuara….

Si te gusto este relato puedes dejar tu comentario en la casilla de comentarios o en FacebookInstagram y Twitter.

 

Cuéntanos que te pareció
0 0

Dejar un Comentario

Tu direccion de correo no se publicara.

Puedes usar HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Reportar problema en este relato.
- No, Gracias



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar