Inicio » Relato » Segunda parte visitante inesperado en el trabajo

Segunda parte visitante inesperado en el trabajo

faldas cortas

“El día de hoy en mi oficina tuve un visitante inesperado estaba saliendo un poco tarde por decidir terminar un trabajo que me estaba solicitando con urgencia mi jefe así que quede sola en la oficina esperando tener un poco de concentración me encerré sola en mi oficina ya que el clima estaba un poco frió de repente comencé a escuchar algunos ruidos pero yo coloque algo de música y no le preste atención, luego recordé que había pedido un domicilio de algo de comida y Salí rápido a contestar el teléfono para que lo dejaran subir, me volví a sentar en mi escritorio con mi blusa y falda del uniforme que se me subía un poco al momento de sentarme como siempre ya saben que me gusta usar faldas cortas.”
Cuando ya habíamos entrado en calor fue inevitable haber dejado de hacer esa llamada al vigilante explicándole que el del domicilio se iba a quedar un tiempo conmigo y no era mentira que se había sentido un poco enfermo pero su oferta en acompañarme y llevarme a casa si quería había sido más inusual de lo que se espera y era difícil negar la atracción que ambos teníamos ya el roce que habíamos tenido nos había encendido cuando colgué el teléfono mientras él me miraba deseoso solo pude cerrar la puerta para evitar cualquier sorpresa aunque mientras hacía eso ya era tarde él me estaba tomando con fuerza por la cintura.

Me levanto del piso con sus fuertes brazos y colocándome en mi escritorio tumbando todo lo que había encima cosa que no me importo en el momento con todo el placer que tenía me levanto mi falda con tanta fuerza que la rasgo un poco y eso me puso más caliente de lo que pensé yo comencé a quitarle la ropa que tenía puesta primero su chaqueta y le arranque su camisa por los botones que salieron a volar sintiendo cada vez más y más calor delicioso.”

Con una pasión increíble comencé a sentir como sus manos comenzaban a recorrerme completamente era delicado pero muy preciso con cada una de sus caricias podía sentir como disfrutaba sentir mis senos deliciosos.
Me llene de ganas y decidí bajar mis manos mientras él me acariciaba para tocar su verga que se asomaba dura y lubricada mojándose su bóxer me fascinaba lo que veía y lo tome con mis manos para masturbándolo mientras él me gemía de placer con su mano me empezó a rozar mi vagina y a llenarme de más placer jugando con mi clítoris con delicadeza pero pasión indescriptible, estábamos los dos tan excitados y mojados que nuestras lenguas se buscaban en nuestros besos succionándose con tal compenetración que agarre esa verga deliciosa con mis manos y comencé a frotarla en mi clítoris por un lado de mi ropa interior, yo estaba más que enloquecida de placer el rompió mi ropa interior y me clavo con tantas ganas que podía sentir como su respiración estaba cada vez se aceleraba más y más.
Me penetraba tan fuerte que podía sentir como sus bolas rebotaban en mi vagina llenándome de excitación, nuestros gemidos eran tan fuertes y tan acelerados que comenzaba a tener miedo de que alguien me pudiera escuchar o se reportaran ruidos en otros pisos de las demás oficinas pero no podía evitarlo quería que me diera más duro y así se lo gritaba dame duro quiero sentir toda tu verga adentro mío mm así dame así.
El me tomo de la cadera y me lanzo al piso comenzando a chupar mi clítoris de tal forma que me tenía como una loca gritando mientras mis piernas temblaban de excitación sentía que no podía más que iba a llegar así de rápido pero era tanta la adrenalina de estar en mi puesto de trabajo que no podía darme mucho tiempo para terminar.
Tome mis senos con mis manos y empecé a masajear su verga con ellas mientras nos besamos con pasión sentía como su verga se colocaba más y más dura llenándose de jugos estaba a punto de venirse podría sentir como se esforzaba por no hacerlo aun ya que lo estábamos disfrutando tanto que ninguno de los dos quería que terminara aun.

Me senté encima de sus piernas y lo comencé a cabalgar con sus piernas en el piso hacia al frente yo con las piernas dobladas hacia atrás me daban impulso para moverme de arriba abajo con fuerza tan rápido que sentía como mis piernas se mojaban haciéndole sentir mis líquidos caer mientras él me gritaba dale así sigue no pares quiero que te vengas encima mío así mmmm.

Yo sentía como brincaban mis senos de arriba abajo con fuerza mientras él los agarraba con fuerza y los chupaba haciéndome gritar nuevamente.
Me vine sin poderlo controlar al sentir como mis rodillas temblaban en el piso por los golpes de subir y bajar, las piernas estaban tan débiles que sentía me iba a desvanecer pero solo era mi orgasmo que había sido tan fuerte al sentir como su leche estaba dentro de mi vientre caliente y comenzaba a caer sobre mis piernas enloqueciéndome, nos vinimos tan rico que no pudimos dejar de gritar fuerte.
Yo sentí un ruido fuerte como si alguien viniera por las escaleras y solo me levante lo más rápido que pude a colocarme mi ropa sin pantis recogiendo todo el reguero que había formado mientras el hacía lo mismo. Era un compañero del piso de abajo que asustado subió a ver que ocurría y aunque no supe explicarle porque estábamos sobresaltados y a medio vestir no importo mas ya que no dudo en denunciarme ante mi jefe y hacerme perder mi trabajo.
Nos fuimos juntos en su moto el muy apenado por el incidente pero en el fondo los dos sabíamos que había sido una aventura increíble cosa que no repetiré claro está. Me dejo en mi casa y está esperando que lo llame para un próximo domicilio esta vez en mi casa.

Cuéntanos que te pareció
80

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar