Inicio » Relato » Relato de infidelidad: ¿Por que vendí a mi mujer?

Relato de infidelidad: ¿Por que vendí a mi mujer?

La conocí cuando yo estaba pasando una etapa difícil sentimentalmente, recién divorciado por la infidelidad de Silvia mi ex-mujer.

Goloza e infiel

Agradezco a este maravilloso sitio el poder compartir nuestras ricas y exitantes experiencias.
Este relato es 100% real en donde les contaré el por que vendí a mi pareja, los placeres y sentimientos que a ambos nos provoco.
Soy Axel A***, actualmente tengo 54 años de complexion regular y Rocío mi compañera de 46 años estatura 1.65 bien conservada físicamente y convertida en la mujer que quizá muchos deseamos tener.
La conocí cuando yo estaba pasando una etapa difícil sentimentalmente, recién divorciado por la infidelidad de Silvia mi ex-mujer.
Desde que la vi en aquella fiesta de la empresa donde ambos laborabamos; me atrajo mucho su cuerpo, que aunque no era una hembra de calendario, si muy llamativa por tener un cuerpo firme, pechos regulares, sin lonjas en su cintura, nalgas duras y redondas, pero lo mejor sus piernas bien torneadas. Sus formas se acentuaban por el pantalon blanco muy entallado y la blusa que traía puesto esa noche.

Salimos varias ocasiones hasta que durante una cena nos contamos nuestras intimidades, le hice saber que era divorciado por causa de una infidelidad

A peticion mia, un compañero nos presento y ya no la solte.
Salimos varias ocasiones hasta que durante una cena nos contamos nuestras intimidades, le hice saber que era divorciado por causa de una infidelidad y ella dijo que provenía de una familia pobre y que tuvo muchas privaciones hasta que decidio trabajar, que tuvo varios novios y le gustaba mucho pasear, ir a fiestas, a antros a bailar. Que por tener buen cuerpo, muchos hombres la invitaban a cenar, comer y bailar y con la mayoria salia sin importarle el estado civil de ellos. Tambien confeso haber tenido relaciones sexuales con un exnovio y que no le resulto agradable, pues el tipo la violento y lastimó mucho.
Durante la platica, estvimos bebiendo algunas copas de vino y nos ayudaron a deshinibirnos, laabrace y le di un beso en su mejilla al que correspondio moviendo su cara para ofrecerme sus labios. Bebimos otras copas mas y comence a chulearla y a acariciarle su espalda, piernas hasta que ya exitados nos fuimos a un motel a coger. Si que cogimos delicioso, ahi me di cuenta que despues de que Rocio perdió el temor a volver a ser lastimada, era una hembra muy goloza.
A partir de esa noche, nos hicimos amantes y decidimos vivir juntos. Yo estaba muy feliz con Rocio, me atendia de maravillas y sexualmente era una bomba.
Pero luego de dos años de relacion, en mi trabajo fui acendido a gerente de ventas lo que hizo necesario viajar por todo el pais a las sucursales y a Rocio no le agradaban mis ausencias de hasta 8 dias.
Estando en casa luego de dos semanas ausente; la lleve a cenar, donde ella me reclamó tantas ausencias y hasta insinuo que ella requeria a alguien a su lado. Que muchos tipos que la veian siempre sola, la asediaban mucho y que si yo no la atendia bien… y callo.

Seguira en el proximo relato 

 

Deja tu comentario en a caja de comentarios o en Facebook, Instagram, y Twitter.

Cuéntanos que te pareció
31

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar