consolar mi conchita

Para comenzar este relato de una mujercita muy voraz empezaremos con una breve descripción de la dama 19 jóvenes añitos pero con varios años de trayectoria de putita morocha ojos café su peinado muy cambiante de estatura mas bien baja alrededor de 1,60 m aproximadamente, los pechos acordes pero una cola espectacular bien trabajada como se diría y por sus relatos muchos trabajadores tornearon esa escultura, sus piernas siempre al descubierto invitaban al pecado el resto una muñequita, su carita de nena inocente hace calentar hasta los muertos lo cierto es que Karina así la llamaremos tiene desde casi su primera vez no solo el si fácil sino también la particularidad de tomar lo que le gusta; antes de pasar a esta historia la dama ya esta preparadita para seguir con varios relatos mas.
Como es habitual en mi me pondré en la piel de Kari y tomare el relato en primera persona, un buen día de este año la protagonista pasaría por lo de su tío a ayudarlo con sus dos hijas ya que la tía debió ausentarse por tramites al Uruguay como por lo urgente de la partida no llegaron a un acuerdo las chicas terminaron en lo de la abuela.

hoy se sacaría todas las ganas su mano circundo mi entrepierna y activado mi censor de placer mientras se iba sacando la ropa; cuando en llamas y mi néctar comenzó a brotar desde adentro giro mi cuerpo abrió mis pierna tomo mi culito lamió cada milímetro de el hasta tenerlo bien mojadito me penetro con sus dedos y mis ganas aumentaron

Mi mama cuñada de Fernando así le llamare a mi tío me mando a cuidar las nenas que valla sea de paso no son tan nenas 12 y 13 años, flor de cogidas tenia yo a esa edad como mami tenia las llaves de la casa y me había levantado temprano para ir a la facu estaba muy cansada después de una noche donde un amigo no me dejo dormir mucho, llegaría temprano y me acostaría un rato pase por el cuarto de las nenas para recostarme un rato busque entre los CD y nada me agrado iría a ver la tele si pero mejor a la pieza de los tíos así me recuesto un rato por lo común no uso ropa interior por lo menos abajo y como esta no era la excepción no me acostaría en pollera me deje el corpiño que no era mi costumbre y me tire un rato, me quede dormida y al tiempo llego mi tío Fer tan exhausta estaba que no lo escuche al entrar sintió la tele y vino a ver y se encontró con un regalito del cielo yo la sobrina dormida en su cama con la espalda al aire que dejaba ver un provocador corpiño fabricado especialmente para noches de acción no tubo mejor y tentadora idea para sorprenderme y de paso observar a la nena que hacia tiempo lo venia calentando de un tirón levanto las sabanas que terminaron en el piso el mas sorprendido termino siendo el que me encontró con la colita completamente desnuda y a su disposición no supe que hacer y lo único que atine fue a taparme la cabeza con la almohada mi tío agradecido yo seguía ahí desnuda e inmóvil me pregunto que estaba asiendo en su casa y lo primero que me salió fue – te estaba esperando – y Fer que es muy despierto aprovecho el calce que sin querer le había dado y me dijo – uh hace tiempo que nadie me espera así ¿ y ahora que hago con este bomboncito le chupo todo el jugo y me lo como ? solo atine a decirle ¡ tío ! pero mi carita picara me termino entregando subió a la cama me beso en los labios y comenzó a acariciarme subió el corpiño y mis senos se endurecieron de placer saboreo mis pezones separe las piernas y vestido apoyo su cuerpo sobre mi, sentí su miembro al igual que otras veces cuando me sentaba en sus rodillas y no podía resistir las ganas de refregar mi cola por su verga y sentir como se iba poniendo tiesa y cuando comenzaba a acariciarme disimuladamente la cintura, a los minutos de mala me iba y lo dejaba hirviendo, pero hoy se sacaría todas las ganas su mano circundo mi entrepierna y activado mi censor de placer mientras se iba sacando la ropa; cuando en llamas y mi néctar comenzó a brotar desde adentro giro mi cuerpo abrió mis pierna tomo mi culito lamió cada milímetro de el hasta tenerlo bien mojadito me penetro con sus dedos y mis ganas aumentaron, me coloco junto a la cama abrió mis nalgas y mi ojeteé trono de satisfacción hizo cumplir unas de pocas fantasías que me quedaban por cumplir esa verga que desde mas chica había despertado mi apetito me lo estaba calmando, en este momento sus dedos deleitaron mi vagina con cada pellizco de mi clítoris y en el entrar y salir me fui corriendo, su pedazo desfloro mi alma junto con mi culo pero como de puta no me faltaba nada seguí gozando y el me acompaño en mi partida y me acabo bien adentro su lechita colmo mi parte trasera y el tibio y viscoso liquido blanquecino corrió por mis piernas que se quebraban de lujuria, el desenfreno se fue calmando pero no el placer y las ganas los desgarros del comienzo se transformaron en ternura y suavemente mi conchita era cogida por el ir y venir de la pija de Fernando en un momento había cambiado todo como hacia tiempo no sentía, los besos y las caricias eran de alguien que me quería y lo sentí en mi cuerpo, sentí amor me sentí querida volví a sonreír de alegría y aunque era mi tío me volví a enamorar ya no me sentía una puta como siempre, estaba con alguien a quien quería realmente comenzaron las cosquillas los juegos y volví ha ser la niña feliz de otros tiempos, lo acosté lo llene de besos y hasta susurre un te quiero me monte sobre su verga y comencé a cabalgar disfrutaba cada momento de forma distinta me hablo con dulzura me llamo linda, chiquita, mi amor palabras que hacia tiempo no escuchaba me había acostumbrado a que me llamen puta, yegua, atorranta o de mil maneras denigrantes y ahora me sentía una princesa la continua fricción activo mi detonador pero me contuve desmonte y baje a sus partes mas sensibles y con unas deliciosas caricias bucales produje su descarga, no pare ni un momento succione cada gotita de su esperma y cuando ya no quedaba nada disimuladamente me hice entender y fue el quien comenzó a desojar todos mis placeres femeninos penetro mi conchita con sus dedos de manera muy tierna comenzó a acariciarme y a chupetearme, mezclé risas con gemidos que embriagaron mi interior y con todas las ganas grite de placer y caí exhausta pero el no se conformo con eso paro unos segundos y desapareció no tardo nada y estuvo de regreso tenes calor pregunto a lo que respondí –muchísimos por dentro y por fuera – y una catarata de clericó helado corrió por mis gomas y un suspiro estremeció mi cuerpo saboreo la dulce bebida que derramo en mi cuerpo pero – llego mi turno – le dije a lo que contesto no, nono, no pero mi carita picaresca y mis colitas de colegiala pudieron mas derrame el clericó en su pene que pese al frío liquido permaneció erecto e inmutable y comencé a devolverle el placer que me había dado poco dure, me giro boca arriba se sentó sobre mis pechos, levanto mis piernas las separo e introdujo la botella suavemente en mi conchita dejo derramar las pocas gotas que quedaba dentro de mi y comenzó a succionar, me estremecía de encanto y disfrute a mas no poder era la mujer mas feliz del planeta y mi tío Fer fue quien me devolvió esa felicidad, ahora no tengo novio y unas buenas cogidas me siguen dando pero mis días de pleno sexo y felicidad me las va dando mi tío, siempre habrá algún momento para encontrarnos.
. La señorita misteriosa.

Cuéntanos que te pareció
250
4 Comments
  1. A prepararse xq esta mimosa tiene varias historias .

    Reply
  2. Me encantaria leerlas pronto!
    Besos ricos para ti.

    Reply
  3. A no perderse los reportajes a autores d distintas paginas d relatos e inclusive 2 que me hicieron a mi . uno x Krakenher y el otro x Samanta una gran amiga q aparece en algunos relatos a no perderse , Mal atendida .

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar