Inicio » Relato » Relatos Infieles: Sarita más que colega
relatos infieles

Otro de nuestros relatos infieles,disfrutenlo

Hoy les traigo otro de mis relatos de cómo empezó esta aventura de infieles. A Sarita la conocí hace un par de años ambos esperando en una sala de espera a una consulta en una oficina publica, la espera se hizo larga y ambos nos quejabamos de la falta de organización en la atención al publico cuando desde una de las oficinas sale un desgastado individuo que anuncia que en las próximas dos horas no se recibirá ninguna consulta y asi nos encontramos dos extraños en una cafeteria esperando que los empleados regresen a la atención al publico.
Como era de esperar Sarita al igual que yo trabajaba en una de las tantas  consultorías  fiscales que frecuentan en dicha oficina y los temas de mutuo interés abundan así que pasamos un rato conversando de anécdotas laborales y esas cosas pero la espera es aun mas larga y la charla empezó a personalizarse cada vez mas llegando a conocernos un poco mas en el ambito personal.
Sarita me comento ser casada ya hace 20 años y tener 3 hijos  yo le comente que en mis 22 años de casado yo solo alcance a hacer 2. Después de un rato mas de charla reanudaron la atencion al publico , nos saludamos y cada uno siguió su vida, aunque a mi me quedo algo grabado en su mirada, mas específicamente su cara al comentar que ya lleva tanto tiempo de casada , algo que me pareció mostrar algo de inconformidad pero bueno , no fue algo tan importante o quizás solo me parecio a mi…

Un par de meces mas tarde suena el teléfono y del otro lado de la linea un contador se presenta y me comenta que el es el nuevo contador de un ex cliente mio y que al repasar los libros encontró un par de items que no entiende como fueron  calculados y quería consultarme sobre ellos , el tema de este cliente es bastante complicado y quedamos que mejor seria que yo pase por su oficina y concretar una consulta y así a los dos días me presente en dicha consultoría,Ernesto el contador me recibió y agradeció que haya por mi tiempo y me derivó a la persona que atiende ese  cliente y como ya seguro adivinaron esa era Sarita.

Sarita respondió “Pregunte que hace cuanto que no cojes, pero no algo asi en casa para sacarte las ganas del rato, sino cojer de verdad”….

El encuentro fue agradable , una sonrisa amplia de Sarita demostró que esa sorpresa es grata no solo para mi sino que a ella tambien , nos sentamos y trabajamos un par de horas en ponerla al tanto de la manera que ese cliente fue gestionado y ya finalizando me dispuse a seguir mi dia pero ya cuando estaba por salir Ernesto se volvió a acercar y en gesto de agradecimiento por mi tiempo me dijo que, si no estoy apurado, le gustaría invitarme a almorzar en un restaurante de la zona, y debido a que almorzar era mi plan , acepte y a los pocos minutos estábamos Ernesto, Sarita y yo almorzando juntos.  La charla fue amena y agradable cuando suena el teléfono de ernesto con una llamada que lo alteró bastante, lo que termino en que ernesto se fuera enseguida a atender ese asunto dejándome a mi con Sarita terminando de almorzar juntos.
Bueno, Hasta este punto todo parecía ser una jornada profesional común, pedimos con Sarita un café y mientras revolvía con su cucharita levanta la mirada de su taza me mira y me pregunta “Hace cuanto que no cojes.” al principio pensé que  había escuchado mal pues nada de lo anterior a esa frese insinuaba semejante pregunta …”como?” pregunte a lo que Sarita respondió “Pregunte que hace cuanto que no cojes, pero no algo asi en casa para sacarte las ganas del rato, sino cojer de verdad”…. “Y que es cojer de verdad para vos ?” Pregunte y ahi Sarita se desplazo con una extensa definición que en síntesis definia un polvo tenaz e intenso como los que no abundan entre parejas de mucho tiempo.confesé que ya había pasado un tiempo desde la ultima vez que algo asi sucedía y ella me comento que ya hace una semana que lo único que piensa es en eso.Sin estar del todo seguro aun de sus intenciones le pregunte que pesaba hacer con eso a lo que me contesto que quitarse las ganas  lo antes posible…
No tardamos mucho e terminar el cafe , nos subimos a un taxi y a los 10 minutos estábamos en un albergue entramos , cerré la puerta y al darme vuelta sarita ya estaba solo en ropa interior, se arrodillo , abrió mi bragueta y saco con cara de hambre   mi creciente verga y sin decir nada abrió la boca y se la mete toda adentro y cuando digo toda me refiero a toda, se trago literalmente toda la verga, en la punta yo sentí como su garganta se abre para penetrar toso lo que la verga da…  y asi agarrandola de la cabeza empece a empujar la verga yo, como cojiendole la cabeza , sentí como los testículos se incrustaban sobre sus labios … y su cuerpo simplemente estaba a mi disposición.

Yo soy alto y Sarita bastante baja y menuda y al ponerse de nuevo de pie salto sobre mi cuerpo amarrandose de mi cuello y con sus piernas abrazando mi cadera y dejando me sentir en el abdomen el calor que emanaba de su entrepierna, la sostuve de las nalgas y camine los tres pasos para llegar a la cam donde la arroje, arranque su tanga color azul para descubrir una hermosa concha cubierta de abundante vello blanco , totalmente blanco , lo que dejaba traslucir sus carnosos labios ya empapados, Sarita apoyo sus pies sobre el colchón levanto su cadera para entregarme su vagina de pleno  pero yo preferí dar la vuelta al otro lado de la cama, ella enseguida entendió  y   lanzo su cabeza para atrás abrió la boca y tras apoyar su nuca en mi mano que la guiaba  dejo que le entre la verga de lleno, senti como su nariz rosaba con mis huevos y ahi si levante sus caderas en mis manos y empecé a comer ese clítoris mientras este se estremecía entre mis labios… no se cuanto duro ese momento tan excitante  pero después de sentir sus fluidos que rebalsaba de su concha saque la verga de su boca, la puse a sarita sobre la panza  y agarrandola del abundante vello blanco con mi mano bajo su cadera levante su posición y con la pija sentí enseguida donde esta esa entrada tan empapada.

Sarita apoyo sus pies sobre el colchón levanto su cadera para entregarme su vagina de pleno

A esta altura Sarita solo balbuceaba y gemía ella arqueaba su espalda para que la penetracion sea integra y yo entraba y salia de ella con mucha fuerza sintiendo en la mano que le sostenía por debajo los chorros  de liquido que esta mujer emanaba en cada ola de éxtasis…. todo funcionaba en armonía, nuestros movimientos se sincronizan y los líquidos lavaban todo me acerque a su nuca con la boca y le pregunté si a esto se refería con coger de verdad , ella contestó afirmativamente meneando la cabeza   mientras gemía, entonces le pregunte “Estás ya lista para el próximo paso ?”  Sarita nuevamente meneo la cabeza afirmando a lo que le conteste, “Dimelo , estas lista ?” y entre sus gemidos dijo muy afirmativamente que si.

Probablemente no entendió a que dio su consentimiento,pero unos segundos después  puse la punta de mi verga en su ya empapado ano y entre.De su desgarrado grito entendi que no se la esperaba y sin sacarla me quedé quieto esperando a ver su reacción y al poco tiempo empezó a mover su cadera   produciendo un movimiento muy suave de mi verga en su culo el calor y las contracciones de ese culo tan maravilloso lograron en pocos segundos sacarme borbotones de espeso semen y desplomarme sobre ella dejando que mi verga ya relajandose se escurra fuera de ella…

  Nos quedamos así , tirados sin hablar durante un rato solo escuchando nuestras agitadas respiraciones y recuperando de a poco el ritmo respiratorio normal.Sarita se levantó y se fue a la ducha y al regresar  ya mas fresca me pregunto “Hacia mucho que no desvirgabas un culo ?” nuevamente logró sorprenderme diciendome eso , “no sabia que lo eras ” le conteste “si hubieras preguntado todavía lo sería ” dijo mientras se recostó al lado mio a descansar antes de irnos a seguir la rutina del dia.

  Si te gusto esta confesión bien caliente  deja tu comentario en la casilla de comentarios o en FacebookInstagram y Twitter.

Cuéntanos que te pareció
0 0

Dejar un Comentario

Tu direccion de correo no se publicara. Campo obligatorio *

Puedes usar HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Reportar problema en este relato.
- No, Gracias



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar