Inicio » Relato » Propuesta Erótica en Linkedin.com

Propuesta Erótica en Linkedin.com

Sorprendente oferta Erótico en LinkedIn, una manera diferente y creativa de emplear y cobrar servicios de marketing.

LinedIn Erotico

Chat Erótico en LinkedIn.com 

17 FEB.

Francisco M. ha enviado el siguiente mensaje a las 9:44:
Estimada, ¿Cómo contrato sus servicios?

Aurora V. ha enviado los siguientes mensajes a las 15:21:
¡Hola! Le cuento que en este momento me encuentro en un corto viaje por trabajo, pero que en breve estoy de regreso. Le cuento ésto porque no sé cuán urgente está precisando de nuestros servicios.
Ahora sí, en cuanto al pago le digo que trabajo con un 50% de seña. El precio son unos cuántos besos y, una vez finalizado el trabajo me puede pagar lo restante (de la forma que se le ocurra -pero debe de ser creativa y ocurrente-). Desde ya, muchas gracias por contactarse con nuestra empresa. Quedo a la espera de la recepción de este mensaje. ¡Saludos cordiales! Aurora.

18 FEB.

Francisco M. ha enviado el siguiente mensaje a las 21:46:
Aurora, ¿qué tal?, ¿cómo le va? Esperemos que bien y sino bueno.. al carajo, ¿no?
Respecto de la seña del 50% cuente con eso sin problema. En cuanto al precio me gustaría comentarle que sí, claro que pueden ser unos cuántos besos, hasta puedo imaginarme algunos por las mejillas, alguno que otro en algún párpado cerrado, otros en los extremos de la nuca (dónde podría oler su olor mientras mis labios se deslizan por su piel sin besar). Sería ideal besar también sus clavículas (hay un lugar en especial que es un ‘huequito’, el cual me encantaría besarlo, y… ¿por qué no los hombros también?), y si me lo permite sería sumamente placentero besar toda su espalda (TODA).
No sé bien porqué pero la imagino sentada delante mío y mientras la beso (si me lo permite) me encantaría poder masturbarla también (antes de poner mi mano en usted está de más decir que mojaría mucho mis dedos con saliva de mi boca)
AY… me estoy imaginando en su completitud tal pago, y ya lo anhelo con ansias Aurora.
Desde ya, gracias por su tiempo y por la posibilidad de trabajar juntos.
Atte: Francisco , Productor – Director artístico.

19 FEB.

Aurora V. ha enviado el siguiente mensaje a las 16:10:
Qué tal Francisco, ante todo ¡muchas gracias por la pronta respuesta y la amplia y buena predisposición para trabajar juntos!
En cuanto al método de pago, déjeme decirle que estoy más que de acuerdo con todo lo que ha presentado en la propuesta. Estoy realmente muy complacida… de hecho, desde que leí dicha propuesta que no hago otra cosa que imaginarme todo, así tal cual, desde cómo describió que empezaría y como continuó relatándolo… ya estoy completamente empapada. En sus palabras, digo…
Eso sí, creo que para que el trabajo tenga resultados más que positivos, debemos trabajar siempre en conjunto, ¿me explico? Es decir, que siempre debería haber un feedback en nuestro diálogo. Por ende, espero que no sea muy impertinente de mi parte seguir aportando nuevas ideas a todo lo que anteriormente ha propuesto.
Yo, sin lugar a dudas, -luego de que usted haya empezado a masturbarme- me entregaría por completo a tales acciones con muchísimo placer de mi parte. Mi respiración se aceleraría muchísimo a tal punto de que tu pecho sentiría el ritmo de mis palpitaciones latiendo con mucho ímpetu. Una vez entregada a tal placer, el tacto de tus dedos empezarían a delatar mi explosiva excitación, y usted comenzaría a darse cuenta así, de cuán mojada voy a estar…
Luego de este momento, proseguiría a sacarle la remera y comenzaría con los bordes de mis labios a besarle todos los suyos, y dejaría que mi boca me guíe en su amplio recorrido por toda su cara… su cuello… su espalda…
¡Su espalda! ¿(Ya le dije lo que me gusta trabajar allí?)
Continuaría besándole la espalda, y mientras lo hago iría bajando mi cabeza -mientras mis manos le irían ‘masajeando’ el dorso de sus piernas- hasta llegar a su cola y ahí, finalmente detenerme; girarlo (para que así quedemos finalmente enfrentados); sentarlo, así yo me podría acomodar, arrodillar y allí empezaría realmente la cuestión donde yo más me siento a gusto trabajando.
Con una de mis manos le subiría la pollera (en verdad no sé si usa pollera, pero déjeme decirle que lo estoy imaginando así desde el momento en el que empezamos a intercambiar estas letras), y con la otra le tomaría su miembro para poner al mismo sólo en el borde de mis labios y tan sólo con la punta de mi lengua empezaría a tocarlo, mojarlo, y a chuparlo suavemente (con mucha, mucha, mucha saliva), -mientras, con mi otra mano (ya libre ahora) me estimularía el clítoris muy suavemente en simultáneo-

Bueno Francisco, espero que la prolongación de mi propuesta respecto de la suya haya sido de su agrado.
No veo la hora de concretar dicha reunión y que pongamos todo en práctica.

Le dejo un saludo cordial,

Atte. Aurora V. / Lic. en Marketing.

25 FEB.

Francisco M. ha enviado el siguiente mensaje a las 15:16:
Aurora ¿qué tal? ¿cómo está? Bueno qué alegría me dá ver que no sólo nos estamos entendiendo, ¡sino que nos estamos poniendo de acuerdo!
Hago un paréntesis y con suma honestidad y algo de vulnerabilidad, debo confesarle que no sé porqué mi mente imaginó que en su relato no sólo habían besos y saliva sobre mi miembro, sino que también habrían (besos y saliva) sobre mis terminaciones nerviosas más íntimas… ¿me explico? Ésto, le repito, no sé porqué, me causó algo así como ‘recelo’ o me pareció extraño, ya que al no identificar esta práctica como algo usual mi mente en algún punto la rechaza. Lo más cómico (o impertinente de mi parte) es saber que a todo esto usted JAMÁS mencionó tal situación, entonces debo decirle, mi querida Aurora (si es que me permite tutearla) que mi inconsciente estaba jugando sus cartas y que aún queda mucho por de-construir dentro de mí, ¿no?
No hago más que comunicarle lo que me sucede, lo que sucede, sin justificar mis actos o emociones, ni tampoco juzgarlas, son tan sólo algunos comentarios que me permiten a través de la lectoescritura ahondar en mí y seguir descubriéndome a través suyo.
Ahora sí, volviendo al tema que nos compete: el trabajo. En sí debo decirle que al momento de leer su respuesta me encontraba en una parada de ómnibus, esperaba el 15 para ser más exacto y que al leer este mensaje comencé a sudar… no entendía bien qué me pasaba, ¡¡me sentía un adolescente descubriendo sensaciones que jamás había sentido!!, me sentía avergonzado de estar leyendo algo así. Avergonzado bien, de esas vergüenzas que hacen cosquillas y que a uno lo ponen colorado, rojo carmín mejor dicho… (está claro que el sudor fue un acto reflejo de mi cuerpo para compensar las altas temperaturas que él portaba); también se me esbozaba una sonrisa inocente y mis ojos segregaban ese líquido que los hace brillar como faro (no los vi, pero puedo jurar que así los sentí).
No se imagina cuánto anhelo nuestro encuentro. Quiero escucharla gemir, verla apretar mi cuerpo con sus manos, sentir su olor… Ya se está volviendo casi una necesidad estar dentro suyo. Quiero sentir ese momento en el que uno acomoda su cuerpo con el otro para poder entrar aún más en él y ahí, JUSTO ahí, ver su cara rebozar de un intenso placer, sus ojos cerrarse con fuerza y su boca abrirse y cerrarse explotando en notables suspiros.

Desde ya muchas gracias por su atención Aurora, está más que claro que en su regreso trabajaremos juntos en esto, espero que siga disfrutando y tenga un buen regreso. ¡Cariños!

Atte: Francisco M. Productor – Director artístico.

Aurora V. ha enviado los siguientes mensajes a las 15:51:
Buenas tardes Francisco.
Busqué mi celular para enviar unos emails y terminar de agendar algunas cosas y me encuentro finalmente con su devolución. Debo decirle que además de sorprenderme, me ha resultado (muy) de mi agrado. No sé porqué si aún no nos conocemos… pero bien, es que me siento como si ya lo hubiésemos hecho en algún otro momento (quizás de otras vidas, ¿no?)… bueno, me voy de tema rápidamente, discúlpeme.
Para responderle a lo que usted dijo, déjeme decirle que lo entiendo perfectamente ya que en este preciso momento me encuentro arriba del micro regresando finalmente a Buenos Aires y bueno, me encontré leyendo todo esto y así, tal cual usted lo fue describiendo es que fue sucediendo. El sudor… lo rojo en la piel… la sonrisa de casi adolescente y con el temor interno de que la gente me esté mirando.
Déjeme decirle que no creía que a esta edad de la vida me vinieran a suceder tales sentimientos (vergüenza…. ja, ¿a usted le parece pertinente?)
De todos modos a esa lista de sucesos le agregaría las palpitaciones del corazón y una vez más… la vergüenza y la sensación de sentir que estamos jugando a algo que nunca habíamos jugado, ¿no?

Le reitero y me sumo a sus pensamientos, qué bien que nos estemos poniendo de acuerdo. Pero déjeme decirle que no aguanto más seguir esperando ese encuentro. Así que ¿qué tal le parece que lo concretemos hoy mismo? ¿Es que usted podrá?
Sino bueno, estoy más que segura que en estos días podremos hacerlo.

Lo saludo atentamente y aguardo (una vez más) con ansias su respuesta.

Atte, Aurora.

PD: Déjeme expresarle cuán contenta estoy con todos estos diálogos (y próximo encuentro), que ya siento que estamos trabajando juntos. Ésto ya está sucediendo, se dió cuenta también, ¿no?
En fin, ésto fue un pequeño paréntesis dentro de todo esta gran propuesta. Discúlpeme si fue mi parte algo atrevido… es que siento que estamos empezando a generar algo de confianza ya entre nosotros, y que ya, determinados hechos no se pueden no-decir.

Ahora sí, lo saludo una vez más.
Cariños.

Francisco M. ha enviado los siguientes mensajes a las 16:18:
¡¡Qué sorpresa saber que vuelve hoy!! Afortunadamente hoy puedo, ¿le parece si concretamos la reunión a eso de las 20:00 HS aprox? Digo… para la cena; es que hasta podríamos cocinar algo en conjunto en mi casa, si le parece..

Aurora V. ha enviado los siguientes mensajes a las 17:01:
Me parece más que óptima la propuesta, y el horario. Me dice su casa pero no sé dónde vive, pero bueno, lo buscaré en internet, y de alguna manera llegaré.

¿Debo llevar algo? (Además del vino, claro…) Respecto de la ropa interior no sé cuál es la de su agrado, no sé de qué manera le gusta trabajar….

Francisco M. ha enviado los siguientes mensajes a las 17:25:
¿Usted quiere matarme?

Francisco M. ha enviado los siguientes mensajes a las 17:28:
Encaje.

Deja tu comentario en o síguenos en TwitterFacebook o Instagram.

Cuéntanos que te pareció
10

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar