Inicio » Relato » Mi primera experiencia en una tienda erótica. Segunda parte

Mi primera experiencia en una tienda erótica. Segunda parte

disfrutar mas mi sexualidad

Como les había contado en la primera parte Un día me di cuenta que necesitaba algo de ayuda para poder disfrutar más mi sexualidad sin llamar a nadie, tome la decisión de ir a una tienda erótica, era la primera vez que iba quería poder experimentar un poco de nuevas experiencias, abrí mi mente de inmediato era increíble de todo lo que me estaba perdiendo, entre las cosas que compre fue unas velas que al encenderlas las puedes derramar sobre la piel de tu pareja (no queman) y darle un masaje erótico si quieres o en mi caso aplicarla sobre mi misma me llamaba la atención ufff, también compre unos untables de chocolate para divertirme en pareja con algún amigo, también me serviría y un vibrador delicioso.

Había salido del lugar muy excitada ya que no había usado jamás ayuda con juguetes eróticos y bueno tuve que esperar porque había tenido visita antes por unos amigos que había invitado a cenar asi que no pude saciar mis ancias de inmediato, durante la cena me veía un poco nerviosa mis amigos lo notaron y me lo hicieron saber y era verdad no podía dejar de pensar en lo que había sido mi dia, cuando por fin se fueron me sente en mi sofá alli estaba, entre mis manos, mi primer vibrador yo comencé a mirarlo y sentía como mi clítoris se iba poniendo cada vez más húmedo por la excitación que sentía, podía notar cómo se iba humedeciendo mi ropa interior como me gustaba el solo imaginar como vibraría toda mi vagina ya estaba mas que lubricada para tener mi primer encuentro.
Su forma perfecta, similar a una verga de verdad, sus 14 cms de penetración, su tronco giratorio, necesitaba tenerlo dentro de mi cuanto antes.

No tardé mas de unos minutos en sentir por fin el orgasmo: sentí mi cuerpo estremecerse, todos mis sentidos y mi cuerpo se apretaron dentro de mi a mi juguete mientras el placer me consumía. Seguía moviéndose y vibrando, con lo que el orgasmo se alargó y logré volver a llegar

Me quité mi ropa interior y me sonreí al ver lo mojada que la tenia, me senté algo recostada, para estar cómoda y darle buen uso a mi juguete, abrí las piernas y entre cerré los ojos, con una mezcla de nervios y deseo lo encendí para que vibrara.
Acerqué la punta de mi vibrador a mi vagina y con ella me acaricié todo el clítoris unas cuantas veces. Decidí parar y esperar un poco, ya que casi tengo un orgasmo demasiado rápido sin ni siquiera introducirlo todo, aquella vibración había dilatado toda mi vagina de una forma deliciosa, me limpie un poco porque estaba demasiado mojada.
Regresé al sofá y me puse en la misma posición, lo tome de nuevo y mi primer impulso fue lamerlo con mi lengua … Rápidamente sentí que me volvía a mojar.
Comencé hacer que vibrara el tronco que gira muy despacio y lo que me comenzó a erizar la piel de una forma deliciosa me encantaba sentir como estaba excitándome.
Lo acerqué a mi vagina y lo coloqué tocándolo, pero sin introducirlo todavía … podía sentir su movimiento tan erótico mientras me iba mojando aún mas, las sensaciones todavía se intensificaban más y me sentía demasiado extasiada.
No podía esperar, había llegado el momento: retiré mi juguete de mi cuerpo y me abrí bien de piernas, notando como mi vagina se abría y se separaba, dejando mi sexo bien expuesto, dejando mi pequeño clítoris al aire.
Mi respiración era rápida estaba necesitando terminar de tocarme Cogí mi vibrador con mis manos y lo dirigí a mi vagina, introduciéndolo suavemente. Costó un poco que entrara, necesitaba relajarme y disfrutar del momento; así que fui sacándomelo y metiéndomelo poco a poco, hasta que lo tuve todo dentro y pude notar su giro dentro de mi que rico se sentía en ese momento ya no sentía que fuera un juguete para mi era real, suaves vibraciones entrecortadas que me hacían suspirar.
No tardé mas de unos minutos en sentir por fin el orgasmo: sentí mi cuerpo estremecerse, todos mis sentidos y mi cuerpo se apretaron dentro de mi a mi juguete mientras el placer me consumía. Seguía moviéndose y vibrando, con lo que el orgasmo se alargó y logré volver a llegar, había logrado estimular el punto exacto que me llevo a tener un orgasmo húmedo y delicioso.
Si que había disfrutado esta primera experiencia sin aun usar el aceite y los chocolates y velas que había comprado ya había llegado a tener mi primer orgasmo que la verdad no tenia que envidiar a mis encuentros reales con hombres..
Ya veremos como nos va con los demás..
Continua leyendo la tercera parte aqui.

Cuéntanos que te pareció
80

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar