Inicio » Relato » Mi inicio ama dominadora casera (segunda parte)

Mi inicio ama dominadora casera (segunda parte)

necesitaba dominar

Bueno como ya les venía contando en la primera parte estaba explorando mi deseo por algo de sexo fuerte pero como no quería practicarlo con alguien conocido había buscado en Facebook y había encontrado un chico casual muy tranquilo con una vida normal y eso era lo que necesitaba, una persona que me diera algo de confianza y tranquilidad para poder someterlo sin sentirme mal o intimidada o que quizás fuera a terminar en una situación incómoda.

´´Es un placer conocerte al tomar su mano me di cuenta como estaba temblando, pero indudablemente yo también estaba nerviosa y para romper el hielo decidí decirle que tomara asiento mientras le servía el trago que desease…´´

Yo ya estaba lista para comenzar tenía mi leceria puesta preparada para recibirlo un pantalón apretado en cuero que forraba bien mi culo y un top de cuero combinado con algo de encaje mis tangas de encaje y mis tacones me hacían sentir más que lista para recibirlo a liste en la sala algunos de los objetos que había preparado para someter a mi invitado tenia los ganchos de ropa así como el palo de la cortina, una vela, el hielo y los objetos para masajear caseros como el lazo de saltar que usaría para apretarlo un poco contra una silla o lo que se me ocurriera.
Ya era la hora para que llegara y yo me comenzaba a colocar un poco nerviosa al sonar el timbre me pregunte porque no lo habían anunciado pero después me entere que le había dicho al vigilante que me quería dar una sorpresa que si deseaba lo acompañara hasta la puerta para que viera como yo lo estaba esperando; así fue al abrir la puerta con una bata puesta de seda se podía ver mi apartamento con luces tenues y velas, tenía mi cabello cogido con una cola de caballo y pude ver mientras yo clavaba mi mirada en mi visitante como el vigilante se había quedado sonrojado y congelado viendo la escena no musito más palabras que un que tengan una buena tarde, el contesto gracias, mientras yo trataba de esconderme detrás de mi puerta.
Bienvenido por favor sigue no te quedes ahí parado mucho gusto mi nombre es Julieta y es un placer conocerte al tomar su mano me di cuenta como estaba temblando, pero indudablemente yo también estaba nerviosa y para romper el hielo decidí decirle que tomara asiento mientras le servía el trago que desease, yo tenía en mi nevera enfriando varias botellas y el decidió un whisky en las rocas, yo decidí acompañarlo con los mismo y me senté un poco lejos de el mientras rompíamos la tensión.
Yo me calenté en un momento cuando comencé a ver como empezaba a mirarme de arriba abajo y empezaba a soltarse un poco más desee empezar hablar y contarle como quería experimentar un poco de sexo duro casero para poder tener un poco de adrenalina extra pero que solo iríamos hasta donde él quisiera llegar lo iba a castigar como una niña mala pero siempre con respeto para que pudiéramos disfrutar juntos; Estas de acuerdo pregunte- el me contesto que sí que se dejaría dominar a mis antojos y que estaba algo tímido por la ansiedad de lo nuevo pero dispuesto a conocer y sentir placer de nuevas formas.
Me llene de ganas le di un sorbo más grande al trago sintiendo como se calentaba por mi garganta y me levante delante de el sin dejarlo pensar mucho me quite la bata y deje que observara todo mi atuendo mientras él se quitaba la chaqueta y los zapatos comenzó a sudar tratando de aparentar que estaba tranquilo pero no lo estaba mi vestimenta lo había excitado lo suficiente para acelerar su respiración y la mía por supuesto al ver su reacción.

Luego lo llene de aceite caliente de almendras a una temperatura que lo hacia estremecer de placer, yo me quite el sostén dejándome solo con los tacones puestos y comencé a sobar mis senos sobre todo su cuerpo primero de frente y luego de espaldas para sentirlo y que el sintiera el roce de mis senos duros y de mi vagina jugosa y deseosa por él

Decidí empezar a tocarlo con la vara de las cortinas por todas las partes de su cuerpo rodeando sus piernas su torso y su verga mientras veía como se comenzaba a erizar decidí apuntarle con el palo a la boca para que la chupara un poco a lo cual accedió mientras lo observaba comenzaba a sentir como mis pezones se endurecían y eso lo llenaba de placer.
Tenía tantas ganas de lanzármele encima para que me penetrara duro pero debía esperar y jugar bien con cada objeto que tenía deje a un lado el palo no sin antes darle un pequeño azote en las piernas mientras el soltó con eso un pequeño gemido, le jale de la camisa arrancándole dos botones y lo lance al piso de la sala para tenerlo más a mi merced, con los ganchos de la ropa tome sus tetillas y las pellizque con algo de cautela pero demasiado placer mientras el gritaba un poco-eres mío – le dije mientras él me contesto- seré bueno mi ama- eso espero te conviene- dije yo.
Le coloque otro gancho cerca de su verga jalando un poco de su pelo y eso lo excito más, luego tome un poco de hielo para jugar por su cuerpo me lo puse sobre mi lengua y se lo empecé a rodar desde la boca hasta sus pies dejándolo bien mojado y excitado comencé a ver como se le paraba la verga de tal forma que se llenó de más ganas con el frio que sentía y el roce de mis labios por todo su cuerpo; tenía que aceptar que me llenaba de placer ver ese cuerpazo tonificado que tenía.
Una de las velas que tenía estaba lista para ser usada y cogí la cera para poder regarla un poco en las zonas donde más tenia carne para que el dolor fuera placentero al ver lo que intentaba hacer pude ver su cara de miedo tenía algo de susto así que decidí primero sujetar sus manos hacia arriba con la cuerda que tenía para que no se resistiera lo ate de manos y de pies hasta dejarlo inmóvil y me quite el pantalón para estar más cómoda en ropa interior por lo que él se emocionó un poco más olvidando el miedo.
Estando así inmóvil decidí quitarme mi panti que ya encontraba algo mojado y ponérselo en la boca para que no gritara con la cera caliente no quería que asustara a los vecinos así que cuando lo tuve sometido, tome la vela y le deje regar un poco en su muslo mientras el brincaba y gemía un poco con sus ojos temerosos veía como toda su piel se erizaba le deje regar un poco en su ombligo mientras él se movía bruscamente y en su torso haciéndole enroscar sus vellos del pecho había sido suficiente volví a tomar un pedazo de hielo y lo pase por donde había dejado cera para ablandarla y arrancarla con mis dientes. Luego lo llene de aceite caliente de almendras a una temperatura que lo hacia estremecer de placer, yo me quite el sostén dejándome solo con los tacones puestos y comencé a sobar mis senos sobre todo su cuerpo primero de frente y luego de espaldas para sentirlo y que el sintiera el roce de mis senos duros y de mi vagina jugosa y deseosa por él, pero yo seguía en mi rol de ama dura y teniéndolo boca abajo decidí tomar la piedra del baño como un cepillo duro para sobar sus pies con lo que él se movía y gemía luego con el cepillo de la ropa de cerdas duras empecé arañar toda su espalda y su culo con lo que intentaba gritar mientras yo le enterraba las uñas de mi mano libre en su culo y lo mordía suavemente.
Lo tenía en el punto que deseaba está deseoso y yo estaba comenzando a usar todos mis utensilios de casa en él tenía en mi mano la batidora manual con la que le empecé a dar algunos bofetones y yo estaba sintiendo un placer extremo…. Continuara…….

Cuéntanos que te pareció
300

Deja tu comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar