Inicio » Relato » Fascinante Relato: La Estudiante Más Puta De La Clase

Fascinante Relato: La Estudiante Más Puta De La Clase

Las presentaciones no serían necesarias pero para que tengas cada detalle lo haré Aunque no creo que te quedes a leer esto y vayas directo a lo que vienes buscando

estudiante y puta

Relatado por una estudiante a quien la llamaron puta 

Las presentaciones no serían necesarias pero para que tengas cada detalle lo haré
Aunque no creo que te quedes a leer esto y vayas directo a lo que vienes buscando
Mi nombre ese que muchos han gemido y gritado hasta el punto de correrse es Valeria o Vale para más facilidad
Mi físico… Ese que tantas manos han recorrido tiene características específicas que harán que tú imaginación me recree mil veces
Alta, morena, ojos penetrantes, curvas marcadas, piernas torneadas y mis pechos grandes pero no más de lo que necesitas
Aunque mi físico muchos adoran, tu puedes imaginar que soy esa con la que tanto has fantaseado
O quizá que tú eres la protagonista de cada uno de los relatos
Eso depende de ti
Parecía un día normal en la universidad, como todos los demás, rutinario y cansado
No esperaba nada de lo que podía suceder
Mi profesor de primer semestre acababa de llegar a impartir clases
Un Adonis en regla, sus brazos esculpidos en el gimnasio se notaban en esa camisa gris, su forma de caminar desprendía autoridad y seguridad.
Todas, incluyendome lo veíamos pasar a diario, lo desnudamos con la mirada imaginando lo que encontraríamos debajo de ese pantalón de vestir, ceñido al cuerpo por sus fuertes piernas y por ese culo que ha decir verdad daban ganas de apretar y morder
Entró al salón inundando el aula con ese inconfundible olor a hombre, a testosterona pura, su voz al saludar provocaba espasmos en mi cuerpo y no podía evitar imaginarme atada para el mientras me cogía con rudeza y me hacía gritar de placer
Sin darme cuenta mordía el lápiz y me movía contra la silla viéndolo fijamente, con lujuria demostrándole lo que había provocado en mi al abrir y cerrar las piernas

se sentó en la esquina de su escritorio mirándome fijamente mientras sacaba mi cuaderno y me sentaba frente a el


Se dió cuenta y me dedico una sonrisa cómplice, jamás lo había pensado… Le guste a mi profesor de matemáticas
La clase siguió con fingida normalidad, con pensamientos pecaminosos de mi parte, planeando mi próxima jugada con el
Sería arriesgado pero aún más excitante
La clase termino y con el pretexto de una duda sobre su clase lo seguí a su oficina
—Daniel buenos días, me quedo una pequeña duda sobre el tema de hoy ¿Me podrías explicar por favor?— le sonreí un poco y tome un mechón suelto de mi cabello moviendolo entre mis dedos “nerviosamente”
—Señorita Sánchez le pido respeto soy su profesor y claro que sí tome asiento y dígame qué no entendió— se sentó en la esquina de su escritorio mirándome fijamente mientras sacaba mi cuaderno y me sentaba frente a el
El lápiz que tenía en mi boca mordiendo bajo por mi cuello dejando un rastro de saliva hasta llegar al inicio de mis pechos
Comencé a cuestionarlo sobre el tema el cual entendía a la perfección, moviendome constantemente en la silla provocando que la falda que llevaba ese día se levantará poco a poco mostrando mis muslos, sin detener el jugueteo con el lápiz
Mi mano estaba ahí en mi muslo izquierdo acariciandolo suavemente, cachonda por lo que vendría si lograba llevar a cabo mi plan a la perfección
Su mirada estaba fija en mis muslos y en mis movimientos
—¿Está bien señorita?— me preguntó de una manera lenta y suave pero con su voz llena de autoridad y fuerza
Mmmm sentí como mi coño se humedecida ante esas palabras
—La verdad es que estoy un poco incomoda— mi mano se poso sobre su rodilla mientras mordía mi labio y lo miraba pícaramente
Noto mis intenciones o eso fue lo que pensé cuando no quito mi mano de su pierna mientras iba subiendo
—¿usted sabe que está buenísimo verdad?— me acerque a su oído levantándome de la silla y le susurré — me pones demasiado Daniel—
Sentí su cuerpo tensarse ante mis palabras y supe que había ganado cuando me tomo del brazo me pegó a la pared y su voz grave resonó en esa oficina
— le dije que como su profesor merezco respeto jovencita— me besó con rudeza poniendo su mano en mi cintura y la otra en la pared acorralandome como si me fuera a escapar

Ansiosa lo empuje contra el escritorio y me inque a sus pies, sonriéndole a medida que mis manos subían por sus piernas llegando a la hebilla de su cinturón, desatando poco a poco sin romper el contacto visual con el


Su mano se colo entre mis piernas subiendo lentamente, agitando mi respiración, cuando rozo mi coño tapado por esa fina tanga su boca se fue directo a mi cuello haciendome gemir un poco
—Ahh si profesor es justo esto lo que quería— su mano movió el tanga y sus dedos se colaron ahí moviendolos en esa humedad provocada por el
Desabotono con una mano mi camisa blanca y se fue a mis tetas a besarlas sobre el sujetador, volviendome loca metiéndo dos de sus grandes dedos en mi coño
Tape mi boca, dándome cuenta del escenario donde nos encontramos
Cualquiera podría entrar y descubrirnos, sin embargo eso no me detuvo si no todo lo contrario me calentó aún más
Ansiosa lo empuje contra el escritorio y me inque a sus pies, sonriéndole a medida que mis manos subían por sus piernas llegando a la hebilla de su cinturón, desatandolo poco a poco sin romper el contacto visual con el
Saque esa polla y no me desilusione, era grande y dura mi mano no cerraba en esa longitud al momento de pajearlo y mi boca era demasiado pequeña para ese grueso
Lami la punta de su polla y el gratificante sonido que hizo me volvió loca
—¿Quiere que su alumna estrella le chupe la polla profesor?—note como sus ojos se encendían y tomo mi cabeza guiandome, no me negué
Abrí mi boca metiendo la mitad de esa gran polla, mientras mi mano pajeaba la parte que quedaba sin atención
Desabrocho botón a botón su camisa retirándola de su cuerpo, dándome una maravillosa vista de su abdomen marcado
Su mano me guiaba tomando mi cabello entre sus dedos, mientras la otra se iba a una de mis tetas y la masajeaba poniendo mi pezón como roca
Mi lengua jugaba un poco y caliente hice el esfuerzo por meterla por completo, ahogándome un poco con ella, haciendo que mis ojos soltaran pequeñas lágrimas y escuchando un gemido fuerte de parte de mi profesor
-tremenda puta que es valeria-me dejo hacerlo, disfrutando de mi mamada su cabeza de fue hacia atrás mordiendo su labio inferior, esa vista me invitó a hacerlo con mayor esfuerzo
Su polla entraba y salía de mi boca, mi mano en sus testículos acariciandolos y apretandolos lo volvía loco y lo sabia
Cuando sentí que estaba a punto de correrse, aumente la velocidad y aunque busquo separarme no me aleje, era mi nuevo chupete favorito
Chorros de leche llenaron mi boca, mientras trataba de tragar todo, el jadeba y gemía de gozo pequeños restos escurrían por la comisura de mi boca llevando mi lengua ahí para limpiarlo
Me tomo del cuello y me levanto del piso, besándome con rudeza subiendo me sobre el escritorio abriendo mis piernas rompiendo la pequeña tanga y poniéndose un condón, todo ello sin detener el beso
-¿Venía buscando esto no señorita?- acomodando su polla entre mis labios y moviendola
-siii, porfavor cojame profesor-retiro mi sujetador y su boca se fue a mis tetas lamiendolas chupandolas y mordiendolas y cuando menos lo espere su polla me lleno de golpe haciendome gritar
-THEOS! SII!!! Que grande eres Daniel, que bien me llenas!!- le dije mientras se comenzaba a mover lentamente
-te dije que me debes hablar con respeto Valeria-se empezó a mover con fuerza, metiendola y sacándola de golpe mientras su boca no se separaba de mis tetas
Se escuchaba el chapoteo de su polla en mi mojado coño, las succiones de su boca en mis tetas, mis gemidos descontrolados
Mi cuerpo erizado y moviendose en cuanto su polla entraba por completo
-Perdon es la costumbre- le dije entre gemidos
Salió de mi me bajo del escritorio y me puso con el culo levantado con mis pechos pegados a la fría madera y mis manos en mi espalda

me levanto y me pegó contra la pared subiendo una de mis piernas, enrollando la en su cintura, mi orgasmo se acercaba y el lo notaba al escucharme y al sentir mi coño apretándose


-A partir de hoy me vas a respetar, soy tu profesor no tu amigo ¿Comprendes? – su voz fuerte y gruesa me hacían temblar de placer, sus rápidas y fuertes embestidas me hacían delirar de placer
Al no responderle su mano azotó mi culo dejándolo rojo haciendome gritar de.placer
-le hice una pregunta jovencita-seguia follandome y yo seguía gimiendo como loca, su polla me llenaba tan bien
-si aah profesor comprendo- me levanto y me pegó contra la pared subiendo una de mis piernas, enrollando la en su cintura, mi orgasmo se acercaba y el lo notaba al escucharme y al sentir mi coño apretándose
-correte para mí vale, correte con la polla de tu profesor- me dijo al oido y no lo pude evitar, lo obedecí y me corrí como loca, temblando de placer, besándolo para callar mis fuertes gemidos, mientras el seguía follandome, sin sacar su polla de mi coño, corriendose conmigo
Salió de mi, ató el condon y camino desnudo a tirarlo al bote enrollando lo en una servilleta, mientras yo me recuperaba de ese grandioso orgasmo
-ni una palabra de esto a nadie Vale, no se que me pasó, pero esto no se puede repetir somos profesor y alumna- me vesti con rapidez, arreglándome para salir
-no se preocupe profesor que de mi boca no saldrá ni una palabra de este encuentro, aunque no estoy segura de que esto no se vuelva a repetir-abri la puerta y salí de su oficina dejándolo ahi, meditando los anteriores sucesos
Si que era un Adonis, su cuerpo, su polla y su forma de coger es tal cual me lo imagine desde que lo conocí, y no me equivoqué me volví a acostar con el incontables veces y no solo en la sala.

Deja tu comentario a esta mujer en la casilla de comentarios yen FacebookInstagram y Twitter.

 

Las presentaciones no serían necesarias pero para que tengas cada detalle lo haré Aunque no creo que te quedes a leer esto y vayas directo a lo que vienes buscando Mi nombre ese que muchos han gemido y gritado hasta el punto de correrse es Valeria o Vale para más facilidad Mi físico… Ese que tantas manos han recorrido tiene características específicas que harán que tú imaginación me recree mil veces
Alta, morena, ojos penetrantes, curvas marcadas, piernas torneadas y mis pechos grandes pero no más de lo que necesitas Aunque mi físico muchos adoran, tu puedes imaginar que soy esa con la que tanto has fantaseado O quizá que tú eres la protagonista de cada uno de los relatos Eso depende de ti Parecía un día normal en la universidad, como todos los demás, rutinario y cansado No esperaba nada de lo que podía suceder Mi profesor de primer semestre acababa de llegar a impartir clases Un Adonis en regla, sus brazos esculpidos en el gimnasio se notaban en esa camisa gris, su forma de caminar desprendía autoridad y seguridad. Todas, incluyendome lo veíamos pasar a diario, lo desnudamos con la mirada imaginando lo que encontraríamos debajo de ese pantalón de vestir, ceñido al cuerpo por sus fuertes piernas y por ese culo que ha decir verdad daban ganas de apretar y morder Entró al salón inundando el aula con ese inconfundible olor a hombre, a testosterona pura, su voz al saludar provocaba espasmos en mi cuerpo y no podía evitar imaginarme atada para el mientras me cogía con rudeza y me hacía gritar de placer Sin darme cuenta mordía el lápiz y me movía contra la silla viéndolo fijamente, con lujuria demostrándole lo que había provocado en mi al abrir y cerrar las piernas Se dió cuenta y me dedico una sonrisa cómplice, jamás lo había pensado… Le guste a mi profesor de matemáticas La clase siguió con fingida normalidad, con pensamientos pecaminosos de mi parte, planeando mi próxima jugada con el Sería arriesgado pero aún más excitante La clase termino y con el pretexto de una duda sobre su clase lo seguí a su oficina —Daniel buenos días, me quedo una pequeña duda sobre el tema de hoy ¿Me podrías explicar por favor?— le sonreí un poco y tome un mechón suelto de mi cabello moviendolo entre mis dedos “nerviosamente” —Señorita Sánchez le pido respeto soy su profesor y claro que sí tome asiento y dígame qué no entendió— se sentó en la esquina de su escritorio mirándome fijamente mientras sacaba mi cuaderno y me sentaba frente a el El lápiz que tenía en mi boca mordiendo bajo por mi cuello dejando un rastro de saliva hasta llegar al inicio de mis pechos Comencé a cuestionarlo sobre el tema el cual entendía a la perfección, moviendome constantemente en la silla provocando que la falda que llevaba ese día se levantará poco a poco mostrando mis muslos, sin detener el jugueteo con el lápiz Mi mano estaba ahí en mi muslo izquierdo acariciandolo suavemente, cachonda por lo que vendría si lograba llevar a cabo mi plan a la perfección Su mirada estaba fija en mis muslos y en mis movimientos —¿Está bien señorita?— me preguntó de una manera lenta y suave pero con su voz llena de autoridad y fuerza Mmmm sentí como mi coño se humedecida ante esas palabras —La verdad es que estoy un poco incomoda— mi mano se poso sobre su rodilla mientras mordía mi labio y lo miraba pícaramente Noto mis intenciones o eso fue lo que pensé cuando no quito mi mano de su pierna mientras iba subiendo —¿usted sabe que está buenísimo verdad?— me acerque a su oído levantándome de la silla y le susurré — me pones demasiado Daniel— Sentí su cuerpo tensarse ante mis palabras y supe que había ganado cuando me tomo del brazo me pegó a la pared y su voz grave resonó en esa oficina — le dije que como su profesor merezco respeto jovencita— me besó con rudeza poniendo su mano en mi cintura y la otra en la pared acorralandome como si me fuera a escapar Su mano se colo entre mis piernas subiendo lentamente, agitando mi respiración, cuando rozo mi coño tapado por esa fina tanga su boca se fue directo a mi cuello haciendome gemir un poco —Ahh si profesor es justo esto lo que quería— su mano movió el tanga y sus dedos se colaron ahí moviendolos en esa humedad provocada por el Desabotono con una mano mi camisa blanca y se fue a mis tetas a besarlas sobre el sujetador, volviendome loca metiéndo dos de sus grandes dedos en mi coño Tape mi boca, dándome cuenta del escenario donde nos encontramos Cualquiera podría entrar y descubrirnos, sin embargo eso no me detuvo si no todo lo contrario me calentó aún más Ansiosa lo empuje contra el escritorio y me inque a sus pies, sonriéndole a medida que mis manos subían por sus piernas llegando a la hebilla de su cinturón, desatandolo poco a poco sin romper el contacto visual con el Saque esa polla y no me desilusione, era grande y dura mi mano no cerraba en esa longitud al momento de pajearlo y mi boca era demasiado pequeña para ese grueso Lami la punta de su polla y el gratificante sonido que hizo me volvió loca —¿Quiere que su alumna estrella le chupe la polla profesor?—note como sus ojos se encendían y tomo mi cabeza guiandome, no me negué Abrí mi boca metiendo la mitad de esa gran polla, mientras mi mano pajeaba la parte que quedaba sin atención Desabrocho botón a botón su camisa retirándola de su cuerpo, dándome una maravillosa vista de su abdomen marcado Su mano me guiaba tomando mi cabello entre sus dedos, mientras la otra se iba a una de mis tetas y la masajeaba poniendo mi pezón como roca Mi lengua jugaba un poco y caliente hice el esfuerzo por meterla por completo, ahogándome un poco con ella, haciendo que mis ojos soltaran pequeñas lágrimas y escuchando un gemido fuerte de parte de mi profesor -tremenda puta que es valeria-me dejo hacerlo, disfrutando de mi mamada su cabeza de fue hacia atrás mordiendo su labio inferior, esa vista me invitó a hacerlo con mayor esfuerzo Su polla entraba y salía de mi boca, mi mano en sus testículos acariciandolos y apretandolos lo volvía loco y lo sabia Cuando sentí que estaba a punto de correrse, aumente la velocidad y aunque busquo separarme no me aleje, era mi nuevo chupete favorito Chorros de leche llenaron mi boca, mientras trataba de tragar todo, el jadeba y gemía de gozo pequeños restos escurrían por la comisura de mi boca llevando mi lengua ahí para limpiarlo Me tomo del cuello y me levanto del piso, besándome con rudeza subiendo me sobre el escritorio abriendo mis piernas rompiendo la pequeña tanga y poniéndose un condón, todo ello sin detener el beso -¿Venía buscando esto no señorita?- acomodando su polla entre mis labios y moviendola -siii, porfavor cojame profesor-retiro mi sujetador y su boca se fue a mis tetas lamiendolas chupandolas y mordiendolas y cuando menos lo espere su polla me lleno de golpe haciendome gritar -THEOS! SII!!! Que grande eres Daniel, que bien me llenas!!- le dije mientras se comenzaba a mover lentamente -te dije que me debes hablar con respeto Valeria-se empezó a mover con fuerza, metiendola y sacándola de golpe mientras su boca no se separaba de mis tetas Se escuchaba el chapoteo de su polla en mi mojado coño, las succiones de su boca en mis tetas, mis gemidos descontrolados Mi cuerpo erizado y moviendose en cuanto su polla entraba por completo -Perdon es la costumbre- le dije entre gemidos Salió de mi me bajo del escritorio y me puso con el culo levantado con mis pechos pegados a la fría madera y mis manos en mi espalda  -A partir de hoy me vas a respetar, soy tu profesor no tu amigo ¿Comprendes? – su voz fuerte y gruesa me hacían temblar de placer, sus rápidas y fuertes embestidas me hacían delirar de placer Al no responderle su mano azotó mi culo dejándolo rojo haciendome gritar de.placer -le hice una pregunta jovencita-seguia follandome y yo seguía gimiendo como loca, su polla me llenaba tan bien -si aah profesor comprendo- me levanto y me pegó contra la pared subiendo una de mis piernas, enrollando la en su cintura, mi orgasmo se acercaba y el lo notaba al escucharme y al sentir mi coño apretándose -correte para mí vale, correte con la polla de tu profesor- me dijo al oido y no lo pude evitar, lo obedecí y me corrí como loca, temblando de placer, besándolo para callar mis fuertes gemidos, mientras el seguía follandome, sin sacar su polla de mi coño, corriendose conmigo Salió de mi, ató el condon y camino desnudo a tirarlo al bote enrollando lo en una servilleta, mientras yo me recuperaba de ese grandioso orgasmo -ni una palabra de esto a nadie Vale, no se que me pasó, pero esto no se puede repetir somos profesor y alumna- me vesti con rapidez, arreglándome para salir -no se preocupe profesor que de mi boca no saldrá ni una palabra de este encuentro, aunque no estoy segura de que esto no se vuelva a repetir-abri la puerta y salí de su oficina dejándolo ahi, meditando los anteriores sucesos Si que era un Adonis, su cuerpo, su polla y su forma de coger es tal cual me lo imagine desde que lo conocí, y no me equivoqué me volví a acostar con el incontables veces y no solo en la escuela

Cuéntanos que te pareció
10

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar