Inicio » Relato » Miss Fernanda -Mi profesora sexy
Mi profesora más sexy

Un relato con mi profesora sexy de protagonista 

Nuevamente nos volvemos a encontrar en otra de mis historias esta ves le contare lo que tuve que hacer con mi profesora sexy para aprobar mi ultimo año de secundaria.
A quienes no me conozcan les contare que mi nombre es Marina que en ese momento era rubia de pelo lacio largo mi rostro no a cambiado mucho, quizás me vea algo mas mujer pero sigo pareciendo la misma jovencita que en ese momento, cuando tenia 18 años recién cumplidos, mi cuerpo en ese momento ya estaba desarrollando mis medidas no han cambiado casi para nada en esa época contaba con 90 – 60 – 89 y 1,71 m de altura, era la mas grande de la división ya que por un par de días debí entrar un año después.
Pero vallamos a la historia, directamente de lo sucedido.
En mis tiempos de secundaria era muy aplicada y mis promedios sin ser la mejor, siempre estuve entre las mejores, una traga como quien dice, en el ultimo trimestre de ese ultimo año y después de un mal año en ingles, un mal año me refiero a un par de 7 en los primeros 2 trimestres y debido a mi desagrado para el ingles las cosas se me fueron complicando a tal punto que un olvido de mi parte termino por sepultarme un 2 en un examen de los que podría decirse final, dejaba en mi ultimo trimestre un promedio de 4, me mandaba a diciembre y adiós mi promedio ejemplar.
Hasta el momento no sabia la nota que tendría en el examen pero sabia que no seria mucha gracias si arañaba un 4 que lo veía difícil igual no llegaba al 7 de promedio que necesitaba para aprobar.
Un par de días después del examen algo fuera de lo común sucedió, mi profesora de ingles miss Fernanda una hermosa mujer de pelo café oscuro, 1,80 de estatura 88 – 60 – 89 ojos grises y muy joven creo que rondaría los 25 años.
Solía aparecerse con vestidos largos por lo común fiesta/">negros y muy escotados parecía mas para ir a una fiesta que a dar clases de ingles, los pibes estaban atontados por la profe, aunque demostraba un carácter fuerte y estaba catalogada de mala y la llamaban la mal cojida, era muy sensual y llamativa, pero muy exigente tanto que todos le tenían miedo, mas si la veían con su impresionante 1,80 m de altura y subida a unos tacos que rondarían los 10cm o 15 cm; la mal cojida ? quien tendría desatendida tan interesante mujer, creo que la llamaban así mas de envidia, lo cierto es que siempre se la veía llegar sola en un lujoso Toyota corola color dorado 0 km, muchos decían que era viuda y que por eso andaba siempre de negro y que de hecho le quedaba de encanto y que esa podía ser la razón de no estar bien atendida, jeje.
Era un día viernes y precisamente la clase de ingles seria en ultimo turno, estaba preocupada mas por mi madre que por mi, una preocupación entupida, pensándolo ahora, ya que mi madre estaba orgullosa de mi y mis decisiones pero quizás por eso mismo no quería defraudarla, durante la clase miss Fernanda la profesora sexy nos estuvo retando, y nos dijo que les daría a quienes se lo merezcan otra posibilidad.
No se bien a que se refería, con quien se lo merezca, si era por los méritos hechos en el año, por el comportamiento o simplemente por quienes siempre les ha ido bien y en esta prueba habían reprobado.
Lo malo de la cuestión era que el examen seria el martes y todo lo que no había aprendido en un año no lo aprendería en un fin de semana, no se siempre todo se me ha hecho fácil de aprender pero con el ingles era distinto no me gustaba y creo que eso así que lo rechazara y no pudiera entenderlo.
El timbre nos anuncia que termino la hora recojo mis cosas y me presto a salir, le grito a mi amiga Flor para que salgamos juntas, pero una vos en ingles me detiene .

– miss Marina fence staff room wing

Alcance a entender mi nombre y me quede paralizada y esta mina que quiere me pregunte por dentro y disimuladamente le pregunte a una de mis compañeras que había dicho, siempre me reventó que todo sea en ingles que bronca que me daba, Quiere que vallas a la sala de profesores, huí y ahora que le pica a esta …

– Are you understand what I say, Miss Marina? ( ¿Entendió lo que dije señorita Marina?)

– Yes miss Fernanda

– Well I hope not Miss the afternoon ( Bueno, Señorita la espero no se tarde )

– Yes miss Fernanda

Me dirigí a la sala de profesores, pensando que el regaño vendría por el grito a Florencia, convencida de eso me olvide de todo lo que miss Fernanda había dicho sobre la posibilidad que nos daría; como todo viernes, todos salieron sin esperar un minuto, incluso le dije a Flor que no me espere.
El edificio se fue quedando desolado solo algún profesor recorriendo los pasillos y los porteros, entre a la sala y ahí me senté a esperar, creí que no le molestaría que me sentase, estaba tardando mas de la cuenta y yo cada segundo mas nerviosa, no quería que me tomara en un mal concepto en el comportamiento también, a pesar de ser muy liera siempre la pase de buenita.
Sentí la puerta y de un salto me pare, la note distinta mas arreglada, perfumada, unos labios rojos apasionados, la viiii, distinta, pero como seguramente volvía a su casa o ah algún otro sitio, se habría arreglado para salir con amigas quien sabe.

– know because I come ( Sabe porque la hice venir )

mas ingles esta mujer no se cansa, pensaba dentro mío y ya harta del bendito ingles y le dije
– no profesora usted dirá

– you mind that the schoolgirl Kiss ? (Le molestaría que la bese alumna )

– Queeeeeeeeeeeeeeeee ?

Entendí algo como si una alumna me había besado o algo así, pero ya estaba harta del ingles como dije antes y se lo hice saber.

– profesora discúlpeme pero me gustaría que al menos esta conversación sea en castellano creo que la hora de ingles termino y aunque siga siendo mi profesora no lo veo necesario.
– Bien alumna paso a explicarle creo que va a reprobar mi materia y veo que le va hacer difícil sacarla adelante y aprobar el año, siéntese.

Me senté tome mi mochila y la apoyé sobre mis piernas, sentí como la profe me miraba al poner la mochila en mi falda y la apoye en el piso no se porque hice eso pero fue instintivo, pasa por detrás mío y apoya sus manos en mis hombros estaba temblando y no soy de tener miedo pero la veía tan imponente que me limite a escucharla, me susurro al oído.

– Es verdad lo que dicen los chicos … es muy linda señorita Bonel

La mire sorprendida y note sus ojos punzantes en mi, que extraño, sentía … como solo alguno de los chicos me miraban cuando se babeaban por mi, ahí que pensas Marinita estas loca como se te ocurre pensaba por mis adentros.

– Hermosas piernas se ve que le ha venido bien el ejercicio

La conversación se tornaba mas candente y yo que solo había escuchado un par de veces sola la palabra trola al menos relacionada a la homosexualidad de la mujer y ni hablar de ver dos mujeres besándose, para esa época ni en las pelis pornos se veía, bueno al menos yo que a escondidas solo había llegado a ver alguna revista de ese estilo.

– Señorita Bonel ya le dije que le daría una posibilidad de aprobar y eso are
– Gracias miss Fernanda
– No se adelante que todavía no le dije lo que tiene que hacer.

Para esas alturas ya no sabia que imaginar miles de ideas se me cruzaban por la cabeza que querrá esta mina, pretenderá que algún otro profesor me coja o mucho peor querrán enfiestarse con migo dios que hago acá.
Estática como estaba se me cruzaban los pensamientos todo era probable y para colmos las dos solas en ese desierto, se inclino sobre mi, yo estaba ida en otro lugar, otro planeta quizás, pero no en esa sala de profesores, sus labios se posaron sobre los míos, pero yo no estaba ahí, oh si pero mi cabeza no, menos mis pensamientos, intuitivamente abrí la boca al besarme, no se que pensé ni porque lo hice, su lengua se apodero de la mía y se entablaron en una lucha que nunca imagine, deje que me besara y no solo eso sino que respondí a su beso, que locura había hecho y que me había llevado a eso, si bien no era una santa no me había besado con muchos chicos y menos tan apasionada mente, estaba de novia con un chico con el cual ya estaba teniendo sexo y aunque no era el primero solo lo había tenido con otro antes, las cosas se me planteaban cada vez mas complicadas con el primero fue todo normal muy común y nada fuera de lo original, con el actual era distinto me trataba como una puta y cualquier lugar era bueno para echarme un polvo, si cualquier lugar, un balcón, un ascensor, sobre un caballo en el campo y algunos otros lados que se puedan imaginar y sin contar las insinuaciones de mi novio, para que me entregue a sus amigos, las cosas ya andaban mal y que me costaba dejarme llevar si hasta de manera inconsciente me entregue a su beso

– nunca la había besado una mujer
– no miss Fernanda
– bueno esa es la posibilidad si la toma aprueba mi materia sino reprueba el año, que decide señorita Bonel?
– no se es extraño

noto como su mano derecha recorre su pecho y por primera vez siento un cosquilleo en mi entrepierna, uhi como hacer para no tentarme esa mujer me estaba provocando y me gustaba

– que es extraño? verme tocarme mientras me éxito con tu cuerpo
– no, bueno si pero me refería a que me gusta usted … es muy linda pero
– no te preocupes, la puerta esta abierta podes salir cuando quieras

Me acerco a ella y la beso tímidamente, era la respuesta que estaba esperando, se sentó en el escritorio separo las piernas y me atrajo hacia ella me atrapo entre sus piernas y la bese, nuestras lenguas se fundieron en un apasionado eh interminable beso, por primera vez siento las manos de una mujer en mi cuerpo, la suavidad con la que lo hacia me éxito mas y mas, metió sus manos por debajo de mi suéter, desprendió mi camisa, sus dedos entraron en mi sujetador fue ahí cuando le di mi primer suspiro
– ahí miss Fernanda , Mi profesora más sexy, si así mmmmm
– desime Fernanda o Fer, mi putita
– ahí si llámame así, quiero ser muy putita
– serás mas que eso, pero solo para mi
– ¿ ahí si mmm y mi novio ?
– te vas a olvidar de el y de todos los hombres
– ¿ y cuando quiera que una buena verga llene mi conchita ?
– ya no vas a tener esa necesidad mi amor yo voy a complacer todas tus necesidades
– si ? mmm algo escuche por ahí, entre las paredes de las aulas, que una tal Marina … la conoces ?
– no se puede ser contame !
– eh escuchado que no es nada fácil, pero que con el que esta se entrega integra
– ha si  y que mas
– que goza y hace gozar como nadie, que es muy putita, exclusiva pero muy putita.
– que hijo de puta .
– quien tu novio o tu ex .
– no se al que anda hablando
– hasta donde se, los dos y alguno mas
– alguno mas, si, no estuve con ninguno mas de la escuela y en una cama solo ellos dos.
– párese que te estas haciendo famosa en la escuela y no precisamente por los estudios
– son unos reverendos hijos de puta
– son hombres, y las fantasías de algunos pasaron a ser realidad entre las paredes del colegio
– y que mas se dice
– que algunos profesores te han cambiado un siete por un diez pero de eso estoy segura que no es así
– hay gracias pero que soy la puta de todo el alumnado si

Un beso apasionado cerro mi boca, sin pensarlo y con todo el enfado encima conteste ese beso con mas pasión, no sabia que hacer, si acariciar sus pechos llevar mi mano a su entrepierna o solo dejar que ella se encargara de todo.
Desabrocho mi camisa y sus manos usurparon mis senos, era muy cierto que no era nada fácil es mas diría que era de las hacían rebotar a todos, pero mi fama párese que estaba cambiando y desde un tiempo a esta parte me había convertido en la perra de todos.
Fernanda seguía acariciándome sin dejar de besarme, estaba a mil, deseaba que me hiciera el amor en ese escritorio.
El beso seso me miro y me dijo

– Esta noche seguimos
– No me podes dejar así
– Si mi vida, y vas a estar contando los segundos desde ahora hasta que estés en mi cama
– Ahí no seas así, como hago
– A las 23.00 te paso a buscar
– ¿ a las 23.00 ? no antes
– no, no ¿ te dije que te tendría contando los segundos ?

Estaba hirviendo nunca nadie me había dejado con las ganas ahora estaba sintiendo lo que mas de una vez había echo sentir yo.

– ¿ sabes donde vivo ?
– Claro que se !, hace tiempo que vengo soñando con esta noche
– Te espero entonses

Nos acomodamos las ropas y nos dirigimos a la salida, ella venia unos metros detrás mío, en el pasillo salude de pasada a la portera y unos segundos después oí a Fernanda decir
Estas chicas solo pensando en los hombres, en salir y divertirse.
Hoy no, pensé por dentro hoy estoy pensando en una mujer, hay que decís Marina estas loca, si loca muy loca si es eso lo que pienso, aparte ya acepte, y lo que fue pasando me fue gustando.
Al salir, empecé a sentirme extraña; vivía a unas cuadras del colegio y fui algo atontada ese corto trayecto.
Al llegar a casa mi madre me pregunto que me pasaba que me veía rara, nada le conteste pensaba en Ingles y la prueba que tendremos, esta noche iré al cumple de uno de los chicos y desde ahí me iré a lo de Noe, a que me explique unas cosas que no entiendo, le comente para que supiera que saldría y que hasta el otro día no volvería.

comenzó a comerme mi chuchi estaba delirando mis jugos brotaban como nunca mi calor se hacia cada vez mas intenso que rico se sentía su lengüita recorriendo cada rinconcito de mi vulva su suavidad me causaba espasmos estaba cumpliendo con lo que me había prometido con tanta dulzura y pasión quien necesitaba un hombre gemía como loca era toda una putita

Era cierto, estaba ansiosa cada segundo que pasaba tenia mas ganas de estar con ella, no podía explicarme lo que pasaba una mujer me estaba enloqueciendo algo inexplicable para mi yo que deliraba cuando sentía una buena verga en mi conchita y me derretía por ser penetrada, estaba enloqueciendo por mi profesora de ingles.
Alrededor de las 21.00 recibo la llamada de mi novio diciéndome que mas tarde vendría por mi para salir con unos amigos, no dude un instante y mi enfado me hizo contestarle de mala manera .

– no puedo tengo que salir con alguien del colegio para que me de una buena cojida así que ni aparezcas
– mi amor que pasa
– no se vos sabrás pero ni aparezcas por que no te abro
– ¿ porque que paso ?
– La puta del instituto se va a coger con alguien, así queee .., que te extraño ? o acaso no me coje la mitad del colegio y entre ellos los profesores
– Yo te explico
– Ni me hables se acabo

No se que me pasaba que me llevó a eso, si … mi enojo por las cosas que decían o mi miedo a que se arruinara mi salida con miss Fernanda.
Me di una ducha, estaba completamente excitada mis flujos eran una vertiente; el baño calmo un poco mi calentura pero mi cerebro seguía emanando ondas de excitación y deseo, me puse un corpiño muy hot rojo con detalles en negro y completamente trasparente; una tanguita tan diminuta y transparente como se la puedan imaginar completaban mi conjuntito de ropa interior; para no arruinar mi remera, procedí a maquillarme, un rojo apasionado para mis labios como le gusta a Fer, mis ojos bien delineados y un brillo dorado en los parpados, hacia mas interesante mi rostro unos retoques, no mucho, mis siempre rosaditos cachetes mas que ponerles le tendría que sacar, ya esta, mas que lista, una mini negra bien cortita y ajustadísima a mi figura hacían resaltar mi culito, una remera fucsia muy escotada que dejaba ver mi osado sostén y listo, quería verme deseada, mmm le agregaría un chalequito no estaba tan cálida la noche al menos aun.
Eran las 22.45 y estaba lista, yo que nunca llegaba a horario en ningún lado y que todos debían esperarme estaba lista 15 minutos antes, no pasaba mas la hora esos 15 minutos eran una eternidad.
Las 23.00 y suena mi celu, un numero desconocido, seria ella ? si claro quien mas podría ser, “ pero de donde había sacado mi numero ”, puntual ni unos segundos de atraso.

– Fer
– Si mi amor, estoy en la puerta o te arrepentiste
– Ni loca ya salgo

Tome mi cartera y tras un rápido beso a mi mami Salí corriendo
– el remis, me voy
– hay nena porque tanto apuro
– nada, nada estoy apurada
– si se ve
– chau maaa

mi apuro era para que no me vieran subir a ese auto tan nuevo a quien engañaría diciéndole que era un remis y si la veían a ella que ?
por suerte todo bien pase desapercibida y subí al auto un beso en la boca como si saludara a mi novio y un vamos dio principio al reencuentro.
Salimos rumbo a su casa, me miro fijo a los ojos acaricio mis piernas y me dijo que me veía fantástica, me encanta que me piropeen o me halaguen y Fernanda estaba tocando lo mas intimo de mi ego.
No sabia con que me encontraría ni si iríamos a alguna parte antes, bueno una respuesta ya la tenia el control en su auto elevaba un portón de un garaje y entrábamos a lo que supuse era su casa, no estaba equivocada ella me lo confirmo.
– Llegamos a casa mi amor
– Ahí, me gusta que me llames así
– Veni que tengo algo especial esperando para vos
– Si? Que?
– Ha sorpresa
– Me encantan las sorpresas

Pase el living de su casa, era enorme y lujosa llegue al comedor y … me sorprendí una cena a la luz de las velas le dije, si es lo menos que te mereces
Yo que pensé que pasaría una noche absolutamente de sexo y me encontraba frente a una mesa con velas preparada para las dos, uhi que seguiría, era obvio que estaba siendo agasajada por mi hermosa profesora de ingles

– ahí que romantico nadie me invito a una cena así
– veni sentate que ya traigo la comida

ahora ya entendía necesitaba tiempo para todo esto, pero que habría comprado?
– no, no puede ser que hiciste
– Carne mechada al horno con guarniciones

Parecía como si conociera mis gustos, un manjar, que rico pensé, Fer no solo quería pasar una noche de sexo o tenerme como amante me estaba seduciendo como lo haría cualquier mujer o mejor aun por que combinaba los encantos de una dama y la cortesía de todo un caballero.
Sus encantos me fueron envolviendo y comencé a ver a Fer como algo mas que una posible aventura, cada instante que pasaba notaba mas, lo hermosa que era, nunca me había fijado en una mujer, de echo horas antes solo por calentura me deje llevar pero que me pasaba estaba perdida en sus ojos su belleza me estaba atrayendo, no, no puede ser, no Marina como pensas eso, si, si pensalo, ahí mi amor que esperas para decirme que me amas que me deseas de hace tiempo y no encontrabas la forma de decírmelo, esta loca Marina estas esperando que una mujer te proponga ser tu novia.
Si eso esperaba, mi mente se unía a mi corazón, y mi cuerpo suplicaba por sexo.
Mi pensamientos divagaba por varios lados mis sentidos atentos a cada cosa que hacia Fernanda, se paro acaricio mis hombros y mi cuello, no pude evitar cerrar los ojos y reclinar mi cabeza
– Queres mas mi amor
– Bueno es mi plato preferido
– Lo sabia
– Como que lo sabias
– Si averigüe cada cosa de vos quería hacerte pasar la noche mas maravillosa de tu vida
– Y me la estas haciendo pasar
– No, aun no, recién empezamos, ya veras

Acercó sus labios a los míos y me beso la dulzura de su boca se mezclo con el rico sabor de lo que estábamos comiendo, paso su mano por mi escote y llego directo a mis senos, mi temperatura aumentaba y quería que me hiciera el amor ahí mismo, pero no, tomo la cuchara me sirvió un nuevo pedazo de carne, mas papas.
– Come mi amor, que para el postre hay tiempo
– Esta empeñada en hacerme desear y en que te suplique que me cojas
– No para nada, quiero que aprendas ha ser mi mujer
– Ha ser tu mujer?
– Si a que compartamos la cena juntas y después pasemos una interminable noche de placer, que cada día puedas aprender lo maravilloso que es sentirse amada y deseada, que tu cuerpo se inunde de placer al sentir mis manos recorrer cada centímetro de vos.

Mis flujos humedecían mi sexo sediento de lujuria y de placer, mi hambre era otro, deseaba que me sometiera que me hiciera sentir su putita como me había dicho en el instituto.
No aguante mas, nunca había estado tan caliente y deseosa por irme a la cama con alguien, me tomo de la mano me levanto pasamos un pasillo y subimos las escaleras recién ahí note lo que llevaba puesto ella un vestido negro con dos interminables escote tanto por delante que por detrás y un tajo en su lateral que venia desde su cintura si llevaba ropa interior la disimulaba muy bien , sus tetas parecían querer escapar del escote y sus pezones mmm erectos listos para ser devorados.
Terminamos en su habitación, me senté en la cama esperando tomara la iniciativa me imaginaba que le gustaba ser la dueña de la situación la que manejara todo por algo yo era la alumna y ella mi profesora, separe las piernas la mire fijo a los ojos rocé mi lengua en mis labios como invitándola a que me hiciera suya, se sonrió, tomo mis hombros y yo la aprisione entre mis piernas, me dio un leve empujón y me deje caer el tenerla atrapada hizo que cayera sobre mi, empezó a besarme a acariciar mis senos, descubrió los mismos a través del amplio escote y los fue comiendo muy apasionadamente, levanto mi remera y me la quito quedo maravillada con el sugestivo corpiño
Se puso a mi costado y comenzó a admirarme

– mmm que linda y apetitosa que estas
– todo lo que llevo puesto es para vos
– no puedo esperar ver lo que llevas abajo

se paro me tomo del brazo y me paro junto a ella me volvió a besar mientras desprendía mi sutiens, mis tetas estaban completamente desnudas mientras devoraba mis senos, yo corría el escote del osado vestido de Fer quede encantada aunque eran mas chicos que los míos eran perfectos redondeados y con pequeños pezones, erectos de excitación que extraña me sentía ver sus senos y excitarme mas y mas se incorporo y dejo caer su vestido un ínfimo hilo dental cubría su conchita se arrodillo ante mi corrió mi tanguita e introdujo su lengua en mi vulva que estaba mas empapada que nunca, me sentó en el borde de la cama me quito la tanguita y comenzó a comerme mi chuchi estaba delirando mis jugos brotaban como nunca mi calor se hacia cada vez mas intenso que rico se sentía su lengüita recorriendo cada rinconcito de mi vulva su suavidad me causaba espasmos estaba cumpliendo con lo que me había prometido con tanta dulzura y pasión quien necesitaba un hombre gemía como loca era toda una putita esa que se entrega completamente para que le den el máximo de placer y reciba lo mismo a cambio no me había penetrado ni un dedo y mi delirio superaba todo lo que había sentido hasta ese día paso su dedo por rajita colándolo de a poco suave muy suave pequeños suspiros salieron de mi que se fueron intensificándose con cada penetración acelero su ritmo y yo el mio no aguante mas y estalle de placer sus labios se inundaron de mis jugos y sus dedos empapados de placer me hacían llegar a la gloria mi clítoris se hinchaba de goce y yo disfrutaba de lo que estaba recibiendo

– hay si cojeme meteme toda la mano quiero que me penetres mas y mas
– si eso queres mi amor
– si mi vida quiero que me cojas
– que niña traviesa pero de apoco te vas a ir olvidando de eso
– de que de una pija , no me importa si me estas matando

me volteo en la cama y me dejo en pompas se alejo de mi unos segundos no vi lo que hizo pero seguramente seria algo que me haría llegar mas alto estaba en la nubes pero le pedía mas desde atrás acaricio mis tetas paso su mano por mi entrepierna llevándola desde mi taja hasta mi culito separo mis labios deleito mi clítoris mientras con la otra mano me mantenía en incógnita, unos minutos mas tarde grite de placer y y sin terminar con mi orgasmo se me desataba otro, tenia puesto un arnés con una tremenda verga de hule la mas grande que haya visto, oh mejor, que haya sentido por que ya la tenia adentro.

– ahí si siiiiiiii asiiiiiii cojeme quiero ser tu putita, quiero que si se dice que los profesores me cojen que sea cierto
– si mi Marinita, la putita del instituto esta recibiendo una buena cojida
– mmm la mejor cojida que le hayan dado
– viste que te dije que no te ibas a arrepentir
– nunca me arrepiento de mis decisiones y esta es la mejor que he tomado

me siguió cojiendo como hombre por un largo rato haciéndome gozar y gozar cambiando de posiciones para que sienta cada vez mas la penetración hasta llegue a tener mis piernas en sus hombros llegue a mi tercer orgasmo cualquier chico se hubiese conformado con haberme hecho acabar o peor aun solo con acabar ellos solté su espalda separe mis brazos y quede rendida en la cama .

– hora de rendir preciosa
– de rendir, rendida me dejaste
– es tu turno de que me demuestre lo que aprendiste si queres aprobar ahí que rendir

enseguida entendí que era mi turno de deleitarla la haría disfrutar mas de lo que ella lo hizo con migo voy a hacerle las cosas maravillosas que ella me hizo a mi y mas voy a darle el mas placentero orgasmo que nunca haya tenido la acosté boca arriba y comencé chupandole ese trozo con el que me había penetrado senti el sabor de mis jugos por primera vez eran deliciosos, por donde pude cole un dedito en su conchita para saborear los suyos le desprendí el arnés y separe sus piernas comencé con su estomago sentí su cuerpo temblar como si fuera ella la primeriza llegue a su vulva empapada de placer rodie su clítoris con mis labios y tanto o mas suave que ella fui degustando su botoncito de placer acariciaba sus senos mi lengua recorría la conchita de Fernanda cada vez mas profundo en unos instantes llego mi primer 10 desesperada grito de goce , me pedía que siguiera que ya estaba que no aguantaba mas que ahiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii siiiiiiiiiiiiiii mi vida que rico que se sienten tus labios no sabia como continuar que mas hacerle para seguir su aceleración encontré el juguetito a mi lado y se lo enterré hasta el fondo

– ahí si Mariiiiiiii cuanto tiempo sin sentirme penetrada
– te gusta que te cojan también puta
– me gustas vos y todo lo que me hagas
– no quiero que vos me enseñes

nos incorporamos y sentadas una enfrente de la otra empezamos a frotar nuestras conchitas alguna vez había escuchado hablar de que las less hacían tijera pero de esto nada en una noche estaba aprendiendo mas del sexo que en toda mi vida y el cambio era radical una mujer me había sacado casi mas orgasmos que mi novio en varios meses me froto alocadamente no me costo mucho llevar su ritmo y después de una interminable muestra de placeres el rose elevo la temperatura y el calor cada vez mas intenso nos hizo estallar juntas en el mas encantador orgasmo que haya disfrutado.

La señorita misteriosa

Cuéntanos que te pareció
90

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar