Inicio » Relato » Casada infiel teniendo sexo con el jardinero
Sexo con el jardinero

El cuento de una mujer casada tendiendo sexo con el jardinero 

Hola chicos me llamo Angie, tengo 37 años soy trosuda sin llegar a ser gorda, tengo una cola grande soy caderona, mis senos son talla 36B no soy muy alta mido 1.65, soy trigueña de pelo negro azabache, bueno les contare como le fui infiel a mi marido por no teniendo sexo con mi jardinero, prestarme atención, todo comenzó el día que contrato a un chico de unos 27 años para que hiciera mantenimiento al jardín sin pensar que terminaría haciéndome mantenimiento a mi también y que buenos mantenimientos que me dio.

Un día nos encontrábamos en la cocina y el entro mientras mi marido comía en el comedor, estaba tan distraído que ni cuenta se dio que Jero entro, se acerco a mi y me saludo, note que miraba mi culo mientras yo terminaba de preparar mi desayuno le ofrecí algo de comer y acepto gustoso se sentó en la barra junto a la estufa, me acerque a poner los cubierto y el no dejaba de verme así que abrí un poco mi blusa diciendo que hacia calor me agache a dejar los cubiertos y le di una vista de mis pechos cuando me di vuelta para ir a seguir cocinando el me cogió el culo y paso su mano hasta mi conchita, lo mire coqueta y con ganas de mas, pero me aleje y mire que mi marido n hubiera visto nada pero el seguía con su celular entretenido, se hubiera caído la casa y el n cuenta se da, seguí en mi labor cocinando cuando Jero se acerco a mi.

Estábamos detrás de la barra y si no hacia ruido mi marido ni cuenta se daría así que el se agacho y subió mi falda y bajo mis bragas, abrió mis nalgas

Se pego a mi espalda mirando a mi marido para que no se diera cuenta y me dijo al oído quiero comerte, tu culo me tiene caliente, yo sonreí pegue mas mi culo a su entrepierna, este chico era caliente tenia un abdomen marcado alto blanco cabello rubio me encantaba así que no me hice de rogar estábamos detrás de la barra y si no hacia ruido mi marido ni cuenta se daría así que el se agacho y subió mi falda y bajo mis bragas, abrió mis nalgas y roso mis labios vaginales su aliento golpeaba en mi vagina y me hacia estremecer de placer.
Abrió mas mis nalgas y sentí su lengua recorrer toda mi vagina, casi suelto un gemido pero me contuve mira a mi marido quien seguía hipnotizado en su móvil, mientras Jero lamia toda mi vagina caliente deseosa de su deliciosa verga me incline mas para que tuviera mas acceso a mi entrada sentía su lengua entrar en mi se sentía delicioso mientras yo masajeaba mis senos y disimulaba seguir cocinando.
Jero se levanto y sentí como bajo su cierre y saco su verga se pego a mi y me penetro suave, yo miraba a mi marido pero este se encontraba en su móvil sin prestar atención al mantenimiento que le realizaban a su esposa, mire a jero y lo retire de mi en cualquier momento mi esposo se daría cuenta el salió de mi y me miraba como diciendo déjame que el ni cuenta se da esta muy ocupado, de pronto mi marido hablo y me preguntó si ya iba a terminar lo que estaba haciendo yo me asuste pero me di cuenta que no dejaba de ver su moví así que no nos había visto, le conteste que ya casi y me acerque a la barra a servirle un plato del cereal que le encanta.
Sentí a Jero de nuevo detrás de mi desesperado por penetrarme pero yo tenia miedo de que mi marido nos viera así que le dije que iría a terminar de arreglarme mientras el terminaba, el ni siquiera me miro y siguió en su móvil, me fui a la habitación de invitados que era las alejada y Jero me siguió como un perrito siguiendo a su amo para que le de de comer y que comida le iba a dar a mi cachorro, en la habitación estaba el ya desnudo me subí a la cama y tome su verga y la chupe completa era grande gruesa deliciosa, quite mi blusa dejando mis pechos al aire seguí mamando su verga mientras le masturbaba con mi mano, pase mi legua por toda la extensión de su verga y me entretuve dándole lamidas a su glande, el solo miraba y gemía de placer me decía que quería tenerme ya, así que me levante subí mi falda y quite mis bragas me subí sobre el y posicione su verga en mi entrada, baje lentamente, luego comencé a cabalgar esa rica verga mientras el me cogía del culo y me ayudaba a bajar mas fuerte enterrando toda su verga dentro de mi haciéndome gemir de placer.

Me fui a la habitación de invitados que era las alejada y Jero me siguió como un perrito siguiendo a su amo

Me estaba corriendo por tercera vez su verga tocaba mi punto g y me tenia lavada mientras el me daba nalgadas y me mordía los pechos yo me movía mas rápido sobre su verga sintiendo todo el placer que me daba, me levante y me gire dándole la espalda, inserte su verga y levante mi cola el comenzó a moverse penetrándome teniendo mas acceso a mi punto haciéndome estallar de placer ya no me importaba si mi marido me escuchaba me estaban dando la mejor de las cogidas me dio tres penetradas mas y nos corrimos al tiempo, salió de mi y me recostó en la cama bajo y lamió mis fluidos y los de el dejándome limpia y con ganas de mas, pero escuche a mi marido llamarle así que me levante rápido y acomode mi ropa salí al patio ya que esa habitación tenia salida por ese lado y le dije que pronto estaría lista que me espera en el auto, hasta el momento no se a dado cuenta de las veces que le eh sido infiel y espero que no se de cuenta por que si Jero mi vida sexual seria muy rutinaria y necesito mas para satisfacer mi lado pervertido.

Espero les haya gustado, siles gusto dejen un comentario y les estaré respondiendo chao chicos…

Si te gusto este relato puedes dejar tu comentario en la casilla de comentarios o en FacebookInstagram y Twitter.

Cuéntanos que te pareció
20

Deja tu comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar