Portada » Cambio de habito IV(Corrientes una damita especial )

Cambio de habito IV(Corrientes una damita especial )

una damita muy especial

Después de querer rehacer mi vida o mejor dicho cambiarla y cometiendo errores tras errores decido conocer a una damita muy especial a la cual no fui a ver antes para no arruinar algo que hasta el momento era muy lindo solo la conocía por fotos y mensajes de texto y algunas llamadas telefónicas su nombre es Carolina muy bonita mas que simpática vive en Corrientes en una ciudad llamada Santo Tome.
Es de 1,60 m de altura medias no muy excitantes pero su dulzura supera la belleza de modelo 87-77-97 pelo castaño oscuro largo por los hombros el miedo a seguir arruinado cada cosa que comienzo en los últimos tiempos.
Iba ha ver a una ex pareja una mujer que deleito mi vida sexual pero solo eso nuestra vida fuera de la parte del sexo fue discusiones falta de confianza y sobre todo irresponsabilidad departe de ella nunca quiso algo estable verdadero nunca olvidare el día en que Caro me defendió de las histerias de mi viejo amor.
Bueno pero esto es el pasado mucho tiempo separaban esa historia de esta no es que cada chica remplazara a otra, son cosas distintas sentimientos distintos después de un largo viaje una llamada telefónica le anuncia que estoy cerca que en cualquier momento llegaría si estaba dispuesta a conocerme, si claro dejo notar su entusiasmo y felicidad quede pasar la a buscar por donde me dijera, sus padres suponían que saldría con unas amigas bueno yo de cierto modo lo era una plaza seria nuestro lugar de encuentro me indico como llegar y mas rápido de lo pensado estuve ahí al llegar me sentí observada por todo el mundo pero me fui acostumbrando me baje y rumbo hasta un quiosco que se encontraba en diagonal a la plaza fui en busca de unos chocolates para matar la ansiedad y tener algo dulce para ofrecerle a mi enamorada una bolsa llena de chocolates de toda clase mas de media hora espere hasta que llegara pero estuvo ahí sin darme cuenta me tapo los ojos y no hizo falta ni que preguntara era obvio que era ella me beso el cuello y se tomo unos segundos para sacar sus manos de mis ojos cuando pude verla no me aguante le tome la cara y la bese muy tiernamente ella asintió plenamente dejándose llevar casi de manera instintiva lleve mi mano a su pecho y comencé a acariciarla, subió su excitación, respondió de igual manera a mis caricias y me dijo párese que vas rápido amor, la plaza era cómplice de nuestras indiscreciones me pare y acompañe a Caro a un lugar menos concurrido ya tenia malas experiencias en la plaza.

la puse como una perrita use sus flujos para lubricar su colita le apoye el consolador y rempuje, un suspiro seguido de un corto ahí, penetre su culito una y otra vez mientras no paraba de excitarla acariciando su clítoris se vino por segunda vez

Caro estaba lastimada por una relación que no había terminado bien su novio la había usado y estaba muy sensible y en la única que confiaba era en mi, tenia miedo de lastimarla no podía hacer algo que terminara pensando que yo también me aproveche de ella, la abrase y le planteé las cosas como eran yo solo venia a verla no sabia que pasaría, si sentía cosas por ella pero no algo que me llenara por completo me atraía mucho y no dudaría en que si debía pasar algo pasaría no me contendría, la niña me excitaba y era algo que no podía evitar, la puse contra un árbol y le dije que si ella quería le haría pasar la mejor noche de su vida cerro mi boca con un beso y vasto para darme cuenta que aceptaba mi propuesta no sabia donde iríamos menos si de pasar la noche juntas disfrutándonos sexualmente se trataba, me dijo que fuéramos al auto que me guiaría a donde ir, no me rehúse al contrario, esperaba que fuéramos algún Pub alguna casa o quizás algún boliche raro para un día de semana pero, me indico un camino algo salido de la zona céntrica, quede impresionada al ver que me había guiado hasta un hotel alojamiento me sentí rara algo incomoda no por ir con ella sino que no me imagine nunca entrando a un albergue transitorio con una mujer lo vi raro y para completar con una menor ya que solo tiene 17 añitos.
– no tengas miedo, vi parejas lesbi entrando
– pero aparte sos menor Caro
– dale que quiero que seas la primera con quien este en un telo
– bueno de ultima terminare presa
– no te preocupes y entra

enfile el auto hacia el lugar pare en la entrada y temerosa pedí una habitación me sentí sorprendida al ser interrogada diciéndome una especial para lesbianas, contestando Caro desde el asiento del acompañante, indico un rotundo si nunca me hubiese imaginado que existieran habitaciones especiales para chicas, bueno seria algo nuevo para mi, entramos y no me pareció distinta a otras no eh tenido mucha experiencia con este tipo de sitios pero tampoco era el primero que entraba, bueno con una mujer si.
Encontramos algunos juguetes sexuales consoladores dobles vibradores todos cerrados y sellados y en sus cajas estaban en venta para quienes quisieran, y arneses el resto me pareció tan normal como cualquier hotel, Carito me empujo a la cama, me di vuelta quedando boca arriba se arrodillo delante mío me subió mi pollera y saco mi tanga sus deditos acariciaron mi clítoris sus labios mojaron mi vulva y su lengua se encargo de elevar mi temperatura, jugaba en mi conchita como toda una lesbiana, no entendía como los chicos no sabían apreciar la dulzura de sus labios, estaba mas que excitada la damita, el propinarme placer oral hacia que su almejita se mojara, me pidió casi suplicándome que me la cojiera que ella pagaría cualquiera de los juguetes que usáramos pero que quería sentir como era ser cojida por otra mujer que después haría lo que le pidiera pero que deseaba que me la cojiera, le pregunte que tamaño le gustaría que use no importa mientras lo uses vos aguantare lo que me des, no quise lastimarla pero si quería que sintiera lo que le iba a pasar me puse el arnés con un considerable consolador de 22cm por 4cm, le quite la ropa un Jean gris y una remera muy escotada tome sus pechos y se los mame con unas ganas tremenda comenzó a gemir y a forzar la respiración acariciaba su mojada chuchi y la penetraba con mis deditos, ya estaba salida de si misma, decido que es el momento justo para que sintiera esos 22 cm de hule dentro de ella fue el momento justo, un grito sello la entrada sus espasmos retorcieron su cuerpo gimió cada estocada que le marque hasta llegar a su orgasmo deliro de placer sus jugos se esparcieron en la cama sin sacarme el arnés le devolví el goce que me hizo sentir cuando llegamos, tenia un clítoris interminable creo que llegaría a los 3 cm mientras la hacia sentir en el paraíso colé uno y luego otro dedito en su culito estaba bien relajada y dispuesta a entregarse toda la voltee y la puse como una perrita use sus flujos para lubricar su colita le apoye el consolador y rempuje, un suspiro seguido de un corto ahí, penetre su culito una y otra vez mientras no paraba de excitarla acariciando su clítoris se vino por segunda vez, volví a entrarle en su conchita y comprendí que estaba cumpliendo con lo que le había prometido, me pregunto si quería ser penetrada le dije que no pero que no sabia que pensaría mas tarde, lleve mi boca sobre su conchita y ella completo el 69 saboreo sus jugos en el consolador desprendió el arnés y me comió la vulva, mi delirio subió al máximo nunca habría pensado que esa niña me enloqueciera a tal punto, mis pensamientos divagaban nunca me había animado a estar con una chica tan joven quizás eso despertó mas mi pasión por ella.

mientras esto sucedía sus deditos reventaban mi clítoris de placer una seguidilla de orgasmos se despertaron en mi nunca había sido multiorgasmica pero la niña lo había logrado, no solo ella había pasado la mejor noche de su vida yo si esta no era la mejor estaba entre una de las mejores

Mmm nos revolcamos de lujuria y de pasión los jugos empaparon nuestros rostros, mi locura se fue calmando y con eso mi mente entro en razón, pensé que yo le estaba haciendo lo mismo que le reprochaba a su ex novio o peor porque recién nos conocíamos personalmente y en menos del tiempo imaginado estábamos teniendo sexo corte el nombrado 69 y la bese con pasión en los labios le dije que la quería, que no quería lastimarla pero que no me podía aguantar, me dijo que no le importaba por que hacia tiempo que había decidido estar con migo y que no pensara que yo la estaba usando que si así fuera, las dos estábamos en las mismas condiciones, que sabia que era solo una aventura pero esta la había elegido ella no le importaba quedar como una puta porque estaba con la persona a quien amaba y no se sentía engañada por mas que todo acabase esa misma noche, me dijo que era mi turno que ese juguetito lo usaría ella y que mi conchita sentiría una pija entrar y salir hasta hacerme explotar le pedí que me hiciera su putita que quería que fuera la dueña de mis orgasmos sentí su menear en mi cuerpo mi calentura se derramaba en toda la cama esos 22 cm se perdían en mi interior con gran placer me cojio de manera fantástica lo hacia como un hombre pero me deleitaba como una mujer era la mezcla exacta que necesita en estos días volvía a desconfiar de los hombres pero necesitaba sentirme bien puta, como la mas puta de todas grite y gemí para que siga entrando mas y mas para que no cesara disfrute de su miembro por mas de una hora levante mis piernas y me entregue toda, mi culito sintió ese trozo de hule deslizarse cómodamente, mientras esto sucedía sus deditos reventaban mi clítoris de placer una seguidilla de orgasmos se despertaron en mi nunca había sido multiorgasmica pero la niña lo había logrado, no solo ella había pasado la mejor noche de su vida yo si esta no era la mejor estaba entre una de las mejores seguimos jugando algún rato mas, nuestras cabezas se entrelazaron con las piernas de la otra hasta secar nuestra pasión así recostadas una sobre la otra nos sorprendió el cansancio y nos dormimos varias horas mas tardes un timbre nos despertó una mucama nos alcanzaba un desayuno con unos bombones muy especiales en forma de vulva con un licor espeso muy apetitoso me abrazo fuerte me beso, me dijo que sabia que todo había terminado que le gustaría que alguna vez pudieran compartir otra noche como esta, que había algo que me estaba ocultando, si bien sabia que el novio la había estado usando nunca habían terminado y que ahora ella era la que lo usaría, vengándose de el, quizás algún día nos cuente como lo hizo, descarto desde ya que esta noche no fue de venganza hacia su novio si no la mas linda noche de placer que haya vivido.
La lleve hasta la casa de una de sus amigas a la que ella sabia que había estado con su novio, le mostró el ticket de donde había pasado la noche y sin explicaciones le dijo lo maravillosamente bien que lo paso.
Yo apenas si pude dormir unas horas, volví a la misma plaza ya con mas gente recline mi asiento descanse unas horas y salí hacia Buenos Aires al sitio donde pensaba ir.

La señorita misteriosa

Te gustó?
1 0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Reportar problema en este relato.
- No, Gracias

Hola, Te gustaria chatear?

Te esperamos en  nuestro  Chat Latino 




Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar